reseñas

Reseña – The Father (El Padre)

“¿Qué va a ser de mi?”, pregunta consternado Anthony (Anthony Hopkins) a su hija Anne (Olivia Colman), luego de que ésta le comparte sus planes de dejar Londres para iniciar una nueva en París con un hombre que recién conoció. “Allá ni siquiera hablan inglés”, bromea el octogenario, quien desde hace unos meses vive en el apartamento de su hija tras haber despedido a la mujer que cuidaba de él. Esta es la tercera ocasión en que el protagonista arremete contra aquellas personas que intentan ayudarle, poniendo a Anne en una difícil situación. Desesperada, ésta busca una solución que funcione para ambos, ya que, a pesar de que Anthony intenta convencerla que no necesita de alguien que cuide de él, su demencia continúa avanzando rápidamente, a tal grado que ni siquiera es capaz de vestirse por cuenta propia.

Momentos después de la conversación con su hija, Anthony recorre el apartamento y encuentra a un extraño sentado en la sala mientras lee el periódico. Sorprendido y enojado, éste le pregunta qué hace ahí. “Soy el esposo de Anne”, responde el hombre. Su hija llega del supermercado, pero ahora el personaje es interpretado por la actriz Olivia Williams. “¿Qué es lo que está pasando?”, se cuestiona uno como espectador, e inmediatamente caemos en cuenta que estamos sintiendo la misma confusión y desorientación que el protagonista está experimentando en ese preciso instante. Una terrible sensación de no poder poner en orden las ideas para distinguir quién es quién, o cuál es la línea que separa lo real de lo imaginario.

The Father (El Padre) es la ópera prima del dramaturgo francés Florian Zeller, una adaptación fílmica de su obra teatral que lleva el mismo nombre. Pensada para ser interpretada por Anthony Hopkins desde un principio, la película ofrece una desgarradora y compasiva mirada al deterioro mental de un hombre que poco a poco ha ido perdiendo su memoria y su auto-suficiencia. Asimismo, Zeller examina el impacto emocional de aquellos al cuidado de personas que experimentan dichos padecimientos. Desde familiares que sufren al ven cómo su seres queridos han perdido la capacidad de reconocerlos, hasta profesionales como enfermeras y médicos que realizan una extraordinaria pero dura labor por el bienestar de sus pacientes.

A diferencia de filmes que tocan una temática muy similar (Still Alice y Away from Her son un par de títulos que se nos vienen a la mente), The Father se distingue de ellos al permitirnos observar lo que está ocurriendo desde la perspectiva de la persona que está perdiendo la memoria. El realizador y guionista consigue hacerlo de forma convincente valiéndose de múltiples recursos: una cronología fragmentada, escenas y diálogos en repetición, y un excelso cuadro de actores que constantemente rotan de personajes. A ello hay que sumarle el genial diseño de producción que a través de la película juega con nuestro sentido de la orientación. Las dimensiones de la cocina, la sala y los pasillos cambian con frecuencia, los muebles sufren pequeñas alteraciones, y en cada giro de cámara descubrimos una nueva puerta, una nueva habitación, un nuevo closet que no sabíamos que existía ahí.

Gran parte de la efectividad de la cinta se debe también al trabajo de primera que realizan tanto Hopkins como Colman. Tres décadas después de haber ganado el Oscar por su interpretación como Hannibal Lecter en el escalofriante thriller The Silence of the Lambs, Sir Anthony Hopkins nos da una cátedra de actuación de principio a fin, conmoviéndonos con su extrema fragilidad y vulnerabilidad. Hay una escena en especial, en la que el veterano actor británico rompe en llanto desconsoladamente y resulta imposible mantener nuestro corazón en una sola pieza. Por su parte, Olivia Colman demuestra su versatilidad al interpretar a un personaje totalmente distinto a su rol ganador del premio de la Academia en The Favourite, haciéndonos partícipes del dolor y la desesperación que vive como la única persona que carga con la responsabilidad de su padre.

“Siento que estoy perdiendo mis hojas, mis ramas”, dice el protagonista agobiado. The Father ofrece un vistazo único y devastador sobre la demencia. Un filme que pese a sus orígenes teatrales sabe aprovechar al máximo los recursos que brinda el lenguaje cinematográfico, envolviéndonos en una experiencia que confunde e incluso aterra, al mostrarnos de una forma práctica, realista y humana los estragos de la pérdida de la memoria.

Calificación: *** 1/2

Título original: The Father (El Padre)

Año: 2020

País: Inglaterra, Francia

Dirige: Florian Zeller

Con: Anthony Hopkins, Olivia Colman, Olivia Williams, Mark Gatiss, Imogen Poots y Rufus Sewell

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: