featured reseñas

Reseña – Birds of Prey (Aves de Presa)

Todos sabemos lo dolorosas que suelen ser las decepciones amorosas. El amargo insomnio, las nostálgicas melodías, y los tragos de alcohol para sanar las heridas. Nadie está exento de acabar con el corazón destrozado, incluso los más temibles villanos del cine de superhéroes. Sin embargo, la fantabulosa Harley Quinn nos dará una necesaria lección de cómo superar al ex de forma rápida y sencilla, un sándwich de huevo con tocino a la vez. La popular antagonista, a quien tuvimos oportunidad de conocer hace cuatro años en la fallida Suicide Squad, regresa a la pantalla grande en una explosiva y divertida historia que gira en torno a su emancipación, no solo del hombre que le rompió el corazón, sino también de una sociedad arcaica y patriarcal.

En los primeros minutos de Birds of Prey (Aves de Presa), la villagonista hace un breve recuento de su origen, principalmente para aquellos que evitaron Suicide Squad a toda costa (no los culpamos), o para quienes no estén tan familiarizados con las historias de superhéroes de DC Comics. Harley (Margot Robbie) es una psicóloga afortunada en el trabajo, pero desafortunada en el amor. No obstante, su vida sentimental da un tremendo giro al conocer y entablar una relación íntima con uno de sus pacientes, el mismísimo Joker. La chica decide abandonar su profesión para acompañar al personaje más peligroso de Gotham en sus horribles fechorías, sin imaginar que un día, éste terminaría por sacarla de su vida.

Dispuesta a demostrar al mundo entero que no necesita de un hombre a su lado para ser feliz, la protagonista da una pequeña prueba de su reciente autonomía al provocar una explosión pirotécnica que ilumina el cielo de todos colores. Dicho acto la coloca no sólo en la mira de las autoridades, sino también de sus archi-enemigos. Uno de ellos resulta ser Roman Sionis (Ewan McGregor), el sádico dueño del bar que frecuenta y el líder de una peligrosa banda criminal. Tras la misteriosa desaparición de un valioso diamante, y preocupada por salvar su propio pellejo, Harley decide inmiscuirse en la búsqueda de la piedra preciosa. Una misión que eventualmente la llevará a unir fuerzas con Renee Montoya (Rosie Perez), una policía que se ha convertido en el hazmerreír de su escuadrón, Black Canary (Jurnee Smollett-Bell), una cantante que utiliza su potente voz como arma letal, y The Huntress (Mary Elizabeth Winstead), una mercenaria con una implacable sed de venganza. Juntas, deberán proteger a Cassandra Cain (Ella Jay Basco), una adolescente que hurtó el diamante sin medir las consecuencias.

Birds of Prey es todo lo que Suicide Squad intentó ser, pero que falló en el intento. Una hilarante comedia de acción para adultos, acompañada de una considerable dosis de violencia, que se aparta completamente del estilo tan serio y sombrío que acostumbran las producciones cinematográficas del universo DC. Un zambombazo de color y confeti que retrata un lado nunca visto del hogar del hombre murciélago.

El trabajo de la directora Cathy Yan (Dead Pigs) es sobresaliente, en especial al crear atmósferas que reflejan la personalidad tan única y juguetona de Harley Quinn. Un coctel visual vibrante, delirante y arriesgado que detrás de su aparente dulzura esconde un oscuro relato sobre los prejuicios que existen en una sociedad controlada por hombres. Birds of Prey nos presenta una potente historia de empoderamiento por medio de las acciones de su protagonista y de su “aves” de compañía. Hay cierta influencia de Tarantino, principalmente de Kill Bill, en algunos elementos de la sub-trama que narra el origen de The Huntress.

Margot Robbie es sensacional como la anti-heroína de gran corazón. La actriz nominada al Oscar crea un personaje humano, simpático y lleno de matices a partir de un retrato que bien pudo haberse quedado en lo exagerado y lo caricaturesco. La debutante Ella Jay Basco es una revelación, mientras que Rosie Perez es todo un deleite pese a sus breves intervenciones. Ewan McGregor, quien encarna al villano Black Mask, hace porte de su talento cómico y se roba algunos de los momentos más hilarantes del filme.

En cuestión estructural, el vertiginoso trabajo de edición, especialmente durante el primer acto de la cinta, hace que se pierda el hilo conductor de la historia en más de una ocasión. Hay unas escenas, como la secuencia de sueño donde la protagonista baila una versión contemporánea de Diamonds Are A Girl’s Best Friend al mero estilo de Marilyn Monroe, que resultan un tanto bizarras e innecesarias para el avance de la trama. Pero, a pesar de estos detalles, Birds of Prey es una experiencia fílmica sumamente entretenida y complaciente. Una aventura llena de color que además de su ritmo tan frenético, nos brinda una gran interpretación por parte de Margot Robbie, y una extraordinaria banda sonora. Harley Quinn ha alzado sus alas para emprender el vuelo que le permita tomar el control de su vida. Y esta vez, ningún patán se interpondrá en su camino.

Calificación: ***

Título original: Birds of Prey (Aves de Presa)

Año: 2020

País: Estados Unidos

Dirige: Cathy Yan

Con: Margot Robbie, Rosie Perez, Ewan McGregor, Mary Elizabeth Winstead, Jurnee Smollett-Bell, Chris Messina y Ella Jay Basco

0 comments on “Reseña – Birds of Prey (Aves de Presa)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: