featured reseñas

Reseña – Maleficent: Mistress of Evil (Maléfica: Dueña del Mal)

Maleficent fue un gran trancazo de taquilla a nivel internacional para los estudios Disney allá por el año 2014. Su éxito fue fundamental para que la casa del ratón decidiera iniciar con una tendencia que hoy en día tiene más detractores que fanáticos: las adaptaciones live-action de sus clásicos animados. La película no sólo le dio un giro interesante a la historia de Sleeping Beauty, al desarrollarla en torno al personaje antagónico, sino que también contó con la participación protagónica de Angelina Jolie para dar vida a la legendaria super-villana. La personificación de Jolie fue, sin duda, lo más memorable de esta revisión del clásico cuento de hadas. Sus imponentes cuernos, sus fastuosos atuendos y su sorpresivo amor maternal hacia la princesa Aurora hicieron que el publico cayera bajo el hechizo de la llamada dueña del mal.

Maleficent: Mistress of Evil (Maléfica: Dueña del Mal) toma lugar varios años después del desenlace de la cinta previa. Luego de haber acabado con la maldición que mantenía a Aurora presa de un sueño profundo, uno hubiera creído que – como en todo cuento de hadas – los personajes vivirían felices para siempre. La paz entre el mundo de los humanos y el mágico universo de las hadas había sido restaurada, y Maleficent había aprendido una gran lección al demostrar compasión y bondad. No obstante, el supuesto orden será puesto a prueba tras la noticia del enlace nupcial entre la princesa Aurora (Elle Fanning) y su prometido, el príncipe Philip.

La protagonista decide acompañar a su ahijada a una cena formal en casa de sus futuros suegros: el rey John y su esposa Ingrith, interpretada por Michelle Pfeiffer. Aurora pide a Maleficent mantener la compostura durante el banquete, sin embargo las constantes provocaciones de la reina harán que ésta pierda los estribos, desatando la furia de sus poderes mágicos. Ingrith declara la guerra a la dueña del mal, quien escapa del castillo al culparla de haber hechizado al monarca. Aprovechando el exilio de la protagonista, la malvada reina toma la oportunidad para mover la batalla hacia los terrenos del bosque encantado, con la finalidad de acabar con las criaturas mágicas que ahí habitan.

Maleficent: Mistress of Evil es una innecesaria secuela que obedece a fines meramente financieros. Aunque el despliegue de efectos visuales es sorprendente, sobretodo en unas escenas donde el cielo se tiñe de rojo con unas bombas que parecieran fuegos artificiales, la cinta sigue una fórmula gastada y predecible que recurre a diálogos y situaciones que rayan en lo ridículo. Gran parte del problema radica en que la película jamás decide a qué tipo de público complacer o dirigirse. Hay momentos que se sienten demasiado infantiles, y otros muy oscuros que resultarán incómodos y hasta escalofriantes para los espectadores más pequeños.

Tanto Angelina Jolie como Michelle Pfeiffer consiguen que la cinta sea un poco más entrañable gracias a sus cálidas interpretaciones, a sus extravagantes atuendos, y a sus épicos enfrentamientos. Sin embargo, a diferencia de la película anterior, el personaje de Maleficent pasa a segundo plano durante la mayor parte del metraje. La ausencia de Jolie pesa, y sus breves apariciones no son suficientes para justificar un título que resulta engañoso. Elle Fanning, quien realiza un trabajo decoroso, es la verdadera protagonista de este relato que busca celebrar la importancia de la inclusión y el respeto hacia quienes son diferentes a uno.

Dirigida por Joachim Ronning (Kon-Tiki, Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales), Maleficent: Mistress of Evil es una aventura cumplidora, mas no revolucionaria, que logra envolvernos en colorido mundo lleno de magia y fantasía. Angelina Jolie nuevamente inyecta vitalidad y frescura a la producción gracias al toque de camp y excentricidad con el que interpreta a la icónica villana, y Michelle Pfeiffer resulta ser una agradable y perfecta contraparte. Lástima que en cuestión narrativa, la cinta carezca de contundencia y que por ende, su mensaje termine diluyéndose y sintiéndose un tanto forzado. Entretenida, pero olvidable.

Calificación: **

Título original: Maleficent: Mistress of Evil (Maléfica: Dueña del Mal)

Año: 2019

País: Estados Unidos, Inglaterra

Dirige: Joachim Ronning

Con: Angelina Jolie, Elle Fanning, Michelle Pfeiffer, Harris Dickinson, Sam Riley y Chiwetel Ejiofor

0 comments on “Reseña – Maleficent: Mistress of Evil (Maléfica: Dueña del Mal)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: