featured reseñas

Reseña – The Laundromat (La Lavandería)

Con un estilo reminiscente al de cintas como The Big Short y Vice, el director Steven Soderbergh (Traffic, Erin Brockovich) expone en The Laundromat (La Lavandería) uno de los escándalos fiscales más grandes a nivel internacional. Nos referimos al esquema de fraude, evasión de impuestos y lavado de dinero desenmascarado en el año 2015, el cuál puso en evidencia una red secreta de compañías ficticias establecidas en varias islas del mar Caribe, controladas por importantes figuras del ámbito político, deportivo y artístico. Los llamados Papeles de Panamá (Panama Papers), filtrados por una fuente anónima, no sólo causaron gran revuelo e indignación alrededor del mundo, sino que también mostraron la realidad de un sistema fiduciario controlado por leyes laxas fáciles de esquivar.

La cinta es narrada por dos hombres vestidos en trajes elegantes, interpretados por Gary Oldman y Antonio Banderas, quienes rompen la cuarta pared constantemente para hablar de frente al espectador. Más tarde, descubrimos que estos personajes son mucho más que meros narradores del relato. Ambos fueron piezas claves de este monumental embrollo financiero que sacudió al mundo entero al exponer los atajos que cientos de políticos, empresarios y delincuentes utilizaron para ocultar su capital y evitar el pago de impuestos.

Con el objetivo de explicar y desmenuzar la complejidad de este sonado caso legal, Soderbergh y su guionista de cabecera Scott Z. Burns recurren a una serie de viñetas, cada una de ellas conectadas de alguna forma al gran chanchullo en cuestión. La más preponderante es la historia de Ellen Martin (Meryl Streep), una mujer que perdió a su marido en un trágico accidente acuático durante un paseo vacacional. La compañía aseguradora del barco en el cuál su esposo falleció era una de las tantas empresas fantasma creadas por el despacho panameño Mossack Fonseca. Un negocio fraudulento que inmediatamente se deslinda de toda responsabilidad financiera. Dispuesta a luchar por el dinero que le corresponde, Ellen se embarca en una misión que la llevará hasta la isla de Nevis, un paraíso de evasión fiscal situado en las Antillas. Ahí, la mujer descubrirá una red de mentiras que eventualmente saldrán a la luz a través de los famosos Panama Papers.

Meryl es sin duda lo mejor, pero desgraciadamente también lo peor, de The Laundromat. Nuevamente, la actriz hace muestra de su impresionante talento, el cual – a estas alturas del partido – ya no es motivo de sorpresa. No obstante, hay una escena en particular que nos dejó con la boca abierta: en tan solo dos minutos, Streep cambia de personaje en tres ocasiones. Una transformación no solamente física, sino también en su voz, su mirada y sus movimientos, llevada a cabo en el mismo plano secuencia. Y es precisamente uno de esos personajes adicionales el que pone a la actriz en aprietos, ya que su caracterización raya en lo inapropiado. Entiendo perfectamente el punto que el director y la actriz querían enfatizar a través de dicha personificación, pero creo que había mejores maneras de lograr el mismo resultado sin tener que cruzar la línea de lo políticamente incorrecto en cuestión racial.

Soderbergh sigue de cerca los pasos del realizador Adam McKay al inclinarse por un estilo que mezcla humorismo con un frenético trabajo de edición, cuya finalidad consiste en rebajar la complicada historia de los Papeles de Panamá a un nivel más comprensible para el espectador casual que no esté familiarizado con términos legales y normas fiscales. Debo confesar que este método para contar historias siempre me ha causado cierta aversión, y lamentablemente el resultado tan irregular en The Laundromat no logró hacer que cambie mi opinión al respecto. En su afán por buscar la simpleza del relato, la historia termina volviéndose más confusa y enredada, sobretodo al momento de presentar varios segmentos narrativos que parecieran no tener un mismo hilo conductor. Uno pierde la atención del asunto principal al intentar descifrar la relación que existe entre los personajes que participan en las distintas tramas.

El mensaje de la cinta es tajante y nos invita a exigir y luchar por reformas que cierren las rendijas que hasta el día de hoy han permitido que los más poderosos se salgan con la suya sin ningún tipo de consecuencia o castigo. Un vital y al mismo tiempo doloroso recordatorio sobre la desigualdad social que impera a nivel mundial. Un sistema que protege y solapa solamente a quienes se encuentran en lo alto de la escala social, olvidando y abusando de aquellos que están abajo. Si tan solo el resto de la película tuviera la misma premura que ésta presenta en sus últimos minutos, la cosa sería muy distinta. The Laundromat es un ejercicio fílmico en el que, sorpresivamente, Soderbergh adopta estilo por sustancia, dejándonos insatisfechos con su deshilvanado resultado final.

Calificación: ** 1/2

Título original: The Laundromat (La Lavandería)

Año: 2019

País: Estados Unidos

Dirige: Steven Soderbergh

Con: Meryl Streep, Gary Oldman, Antonio Banderas y James Cromwell

0 comments on “Reseña – The Laundromat (La Lavandería)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: