reseñas

Reseña – Judas and the Black Messiah

Inspirada en hechos reales, Judas and the Black Messiah nos transporta hasta la ciudad de Chicago en el año 1968, unos meses después del asesinato del activista Martin Luther King Jr. El FBI, encabezado en aquel entonces por el infame J. Edgar Hoover, está en constante alerta ante el clima de agitación y violencia que se vive en las calles de las principales metrópolis americanas tras el fallecimiento del querido líder político. Su director, en particular, está sumamente preocupado por el posible surgimiento de un nuevo cabecilla aún más poderoso que MLK. Un mesías que logre unificar a distintos movimientos sociales para luchar en conjunto contra el mismo objetivo: derrocar a las instituciones encargadas de oprimir y fomentar la notoria desigualdad que impera en la nación.

Es así como Fred Hampton (Daniel Kaluuya), el presidente del partido de los Black Panthers en el estado de Illinois, se convierte en el principal objetivo del Buró Federal de Investigaciones. Un joven de tan solo 21 años de edad que gracias a su talento para la oratoria ha conseguido convocar a cientos de individuos, inclusive miembros de grupos rivales, para unirse y pelear por la misma causa. Dispuesto a poner un alto a las acciones de Hampton, el gobierno de los Estados Unidos decide reclutar a Bill O’Neal (LaKeith Stanfield), un preso acusado por el robo de automóviles, para infiltrarse en las filas del partido y compartir información confidencial sobre su líder a cambio de reducir el tiempo de su condena.

Aunque al inicio Bill se muestra indiferente ante los conflictos políticos y sociales que aquejan a su comunidad, una vez que éste comienza a involucrarse en las actividades de los Black Panthers, hasta convertirse en el brazo derecho y chofer personal de Fred, el joven comprende las injusticias del sistema opresor en el que viven. El mismo sistema que lo ha empujado a traicionar a aquellos que luchan por cambiar el mundo a través del poder de la gente.

Comandada por las potentes actuaciones de Stanfield y Kaluuya, Judas and the Black Messiah es una cinta cuyo mensaje no podía ser más oportuno ante el clima político y social que se vive actualmente en los Estados Unidos. El filme dirigido por Shaka King es un importante recordatorio sobre la continua batalla por defender los derechos y la igualdad de todos los ciudadanos americanos, y un reconocimiento a todos aquellos individuos que no dudaron en entregar sus vidas como verdaderos héroes, silenciados de forma injusta y cobarde por órdenes de las figuras que controlan los sistemas del poder en la nación.

Lejos de ser una película de corte biográfico, Judas and the Black Messiah es más bien una fiel recreación histórica que busca exhibir la forma en que las autoridades han actuado durante décadas para mantener a ciertos segmentos de la sociedad norteamericana viviendo bajo el miedo y la sumisión. Aunque la historia pierde un poco de su ágil ritmo justo a la mitad, ésta remata con un excepcional y poderoso acto final que resulta tremendamente demoledor. Una cinta emocionalmente impactante que llega en el momento preciso en el que el pueblo vuelve a cuestionar el racismo y la inequidad que, cincuenta años más tarde, continúa rampante en las principales instituciones al servicio de sus ciudadanos.

Calificación: *** 1/2

Título original: Judas and the Black Messiah

Año: 2021

País: Estados Unidos

Dirige: Shaka King

Con: LaKeith Stanfield, Daniel Kaluuya, Dominique Fishback, Jesse Plemons y Martin Sheen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: