featured popular reseñas

Reseña – Bird Box (A Ciegas)

Malorie y dos niños navegan por la fuerte corriente de un río en una pequeña balsa. Los tres llevan los ojos cubiertos con una venda, por lo que resulta un tanto complicado mantener la embarcación dentro del cauce. No sabemos con certeza hacia donde se dirigen. Solamente llevan un par de mochilas con pertenencias y comida para el viaje, así como una pequeña caja de zapatos donde llevan tres pájaros en cautiverio. Esta caja se convierte en una metáfora del clima post-apocalíptico que se vive en el mundo. Viviendo en completa oscuridad y aislamiento, los sobrevivientes de un extraño suceso acontecido cinco años atrás han sido despojados de toda libertad.

Bird Box (A Ciegas) es la más reciente apuesta del gigante de streaming Netflix. Una producción original basada en la novela homónima de Josh Malerman y protagonizada por la ganadora del premio Oscar Sandra Bullock. La danesa Susanne Bier (In a Better World, After the Wedding) es la encargada de dirigir este intenso y efectivo thriller apocalíptico. Con una estructura no-lineal, la cinta nos remonta al inicio de lo que sería el fin del mundo que conocemos: unas misteriosas criaturas han llegado a la Tierra de forma inexplicable. El contacto visual con estos seres ocasiona que los humanos pierdan la razón y opten por el suicidio. Aquellos que busquen sobrevivir deberán encerrarse en sus casas y cubrir todas las ventanas para evitar cualquier acercamiento con dichas criaturas.

Tras salir de un chequeo de rutina con el médico, Malorie (Sandra Bullock) encuentra caos por las calles del estado de California. Al ver su condición de embarazo, un par de extraños la invitan a refugiarse en su casa donde albergan a un diverso grupo de sobrevivientes. La tensión entre los habitantes de la casa aumenta al escasear el alimento, por lo que el grupo, liderado por Tom (Trevante Rhodes), deberá encontrar la manera de re-abastecerse. Asimismo, las cosas se complicarán aún más ante la misteriosa llegada de Gary (Tom Hollander), un fugitivo quien jura haber visto a personas inmunes a los efectos de las criaturas que rondan por el aire. Malorie encontrará una confidente en Olympia (Danielle Macdonald), otra mujer – también embarazada – que comparte el mismo techo.

Bird Box consigue generar momentos de alta tensión e intensidad, aunque a veces pareciera que estamos viendo dos o tres distintas películas por el precio de una. A pesar de contar con un reparto diverso, Sandra Bullock es quien comanda este thriller con una efectiva actuación que nos hace compaginar emocionalmente con su personaje. Lástima que no podamos decir lo mismo del resto del elenco, cuyos personajes jamás son desarrollados más allá de clasificarse en héroes o villanos. John Malkovich se instala en un personaje cuasi maniático que cae en la exageración y sin proveer mucho contexto. Mientras que Jacki Weaver, Rosa Salazar y Lil Rel Howery resultan sumamente desaprovechados.

El estilo narrativo no cronológico tampoco aporta mucho al desarrollo de la historia, y en ocasiones se convierte más en una distracción. Uno empieza a sacar conclusiones sobre el destino de algunos personajes en lugar de prestar atención a lo que ocurre en pantalla. Aunque algunas sub-tramas pudieran llegar a sentirse familiares y hasta predecibles, lo cierto es que la entrega de Bullock y el estilo de Bier hacen que el producto final funcione, especialmente a nivel emotivo.

Existen un par de lecturas válidas para Bird Box. En primera instancia, se trata de un relato sobre la maternidad. La historia nos presenta el sacrificio de una mujer dispuesta a poner su propia vida en riesgo con tal de proteger a los dos pequeños que tiene a su cargo. Asimismo, el contexto post-apocalíptico guarda ciertas similitudes con el clima político y social que se vive actualmente en los Estados Unidos y otras partes del mundo. Vivimos con los ojos vendados, sin poder ver la luz, la verdad. Escondidos en la oscuridad y presos de nuestros propios miedos. Como si fuéramos pájaros viviendo dentro de una caja de zapatos con algunos orificios que nos permiten respirar y sobrevivir, pero que nos restringen de abrir las alas y alzar el vuelo.

Netflix tiene en sus manos un nuevo éxito comercial. Bird Box logró capturar nuestra atención de principio a fin gracias a su historia llena de intriga y a la magnífica actuación protagónica de Sandra Bullock. Aunque quizá algunas preguntas quedan sin resolver, lo cierto es que Bird Box es un entretenido filme de suspenso que también invita al espectador a la reflexión. Habrá quienes comparen la película con A Quiet Place, también estrenada este año. Sin embargo, A Quiet Place era más una exploración sobre cómo una familia se sobreponía ante la tragedia, mientras que Bird Box es un relato de supervivencia y maternidad. De los sacrificios que estamos dispuestos a hacer desinteresadamente por el beneficio de los demás.

Calificación: ***

Título original: Bird Box (A Ciegas)

Año: 2018

País: Estados Unidos

Dirige: Susanne Bier

Con: Sandra Bullock, Trevante Rhodes, John Malkovich, Sarah Paulson, Jacki Weaver, Rosa Salazar, Danielle Macdonald, Lil Rel Howery y Tom Holland

0 comments on “Reseña – Bird Box (A Ciegas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: