documentales featured reseñas

Reseña – Boys State

Cada año, más de mil adolescentes de preparatoria se reúnen en Austin, capital del estado de Texas, para participar en una especie de campamento que les permite aprender más a detalle el teje y maneje de la política estadounidense. A lo largo de sus 85 años de existencia, este tradicional programa cívico, auspiciado por The American Legion en distintas ciudades del país, se ha convertido en todo un semillero de futuros talentos en el ámbito gubernamental. Figuras públicas como el ex-presidente Bill Clinton y el ex-vicepresidente Dick Cheney hicieron sus pininos en este curso, cuyo objetivo final consiste en replicar la estructura del gobierno estatal a manera de simulacro.

Los directores Amanda McBaine y Jesse Moss siguen de cerca al grupo de chicos, la mayoría de ellos de tan solo 17 años de edad, mientras estos desempeñan varias tareas que les llevarán a elegir a un gobernador al término de la semana de actividades. Para ello, el grupo se divide primeramente en dos facciones o partidos políticos: federalistas y nacionalistas. Posteriormente, cada miembro deberá postularse para ocupar algún cargo público, y correr una campaña política tal y como sucedería en la vida real. Es así que somos partícipes de múltiples debates y mesas redondas, donde escuchamos los discursos y las promesas de campaña con las que estos buscan ganarse el cariño y el apoyo de sus compañeros, y eventualmente, sus votos.

El documental se enfoca en cuatro personajes principales, todos ellos con cualidades y personalidades únicas: Steven Garza, un joven idealista de padres migrantes que se convierte en el “underdog” de la carrera gubernamental, y su contrincante, Robert MacDougall, un carismático líder dispuesto a comprometer sus principios con tal de obtener el triunfo. Como representantes de su partido, Ben Feinstein y René Otero – dos chicos tremendamente apasionados por la política – se convierten en piezas estratégicas del programa cívico semanal, el cual busca demostrar, de forma práctica, la importancia del ejercicio de la democracia en los Estados Unidos.

Ganadora del Gran Premio del Jurado en la edición del Festival de Sundance 2020, Boys State es un filme tremendamente educativo, divertido, provocador y conmovedor. Para toda aquella persona interesada en conocer más a fondo cómo es que funciona el sistema político norteamericano, este trabajo documental ayuda a entender los procesos y los roles fundamentales para que el engranaje continúe en perpetuo movimiento. Asimismo, la cinta nos muestra las desigualdades que interfieren en su funcionamiento pleno. No es ninguna novedad que la representación racial en este experimento cívico sea similar a lo que ocurre dentro de la política actual: una mayoría blanca que decide poner todo tipo de trabas a los únicos participantes pertenecientes a un grupo minoritario.

Quizá la parte más reveladora, y deprimente, es observar cómo la política se ha convertido en un juego de estrategia, engaños y mentiras, capaz de acabar con los principios básicos del estado democrático. “No puedes ganar con una opinión minoritaria”, expresa Robert, mientras explica cómo, en ocasiones, los políticos deben aprender a ceder o incluso ir en contra de sus ideales con tal de obtener la victoria. “A veces no puedes ganar en base a lo que crees en tu corazón”.

Además de observar la pasión con la que las nuevas generaciones buscan transformar la política estadounidense, algo que me pareció sumamente fascinante en la película fue el trasladar el debate y la confrontación que actualmente existe en el mundo virtual al real. Al hablar, cara a cara, de las problemáticas que aquejan a la sociedad y que suelen dividir opiniones, los participantes tienen la oportunidad única de empatizar con sus compañeros, de entender sus posturas, y de dialogar sin esconderse detrás del anonimato que ofrece las redes sociales.

Boys State guarda varios punches sumamente efectivos y conmovedores, y eso se debe enormemente a la labor de la dupla directorial de McBain y Moss. No solo es el resultado de un gran trabajo de casting, ya que entre miles de participantes, eligieron al reparto perfecto para contar la historia perfecta. También es consecuencia de la edición del material, la cual nos permite compaginar en un nivel más íntimo con cada uno de sus personajes.

Destinado a convertirse en uno de los documentales más entrañables del 2020, Boys State es un filme esencial para aprender sobre el mundo de la política en los Estados Unidos, y entender lo importante que es salvaguardar el ejercicio de la democracia. Lecciones sumamente oportunas para una nación que está a punto de participar en un decisivo proceso electoral. Una historia que en ratos pudiera parecer un tanto desesperanzadora, pero que finalmente muestra un rayo de luz y esperanza a través de la pasión, la entrega y el activismo de las nuevas generaciones y de sus futuros líderes.

Calificación: ****

Título original: Boys State

Año: 2020

País: Estados Unidos

Dirige: Amanda McBaine y Jesse Moss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: