featured reseñas

Reseña – Dolor y Gloria (Pain and Glory)

A lo largo de casi cuatro décadas, el director español Pedro Almodóvar ha sabido sorprendernos, divertirnos y conmovernos con sus más de veinte largometrajes que conforman su idiosincrásica filmografía. Una que está repleta de historias comandadas por extraordinarios y memorables personajes femeninos que han servido como fuente de inspiración para muchos realizadores tanto iberoamericanos como del resto del mundo. Su habilidad para balancear melodrama y humor con ese toque único de costumbrismo lo ha convertido en uno de los máximos autores de la industria cinematográfica. En Dolor y Gloria (Pain and Glory), su más reciente filme presentado en el marco del Festival de Cannes, Almodóvar se aparta del tipo de historias al que nos tiene acostumbrados para ofrecernos el trabajo más íntimo e introspectivo de su carrera. Una cinta en la cual observa al pasado en busca de respuestas para comprender su lugar en el presente.

Para ello, Almodóvar hace mancuerna por octava ocasión con uno de sus actores preferidos: Antonio Banderas. En Dolor y Gloria, Banderas interpreta a Salvador Mallo, un director de cine que se encuentra en el ocaso de su vida y de su carrera. Un personaje autobiográfico a través del cual consigue abrir su corazón para mostrarnos su lado más vulnerable. Salvador lleva años alejado de los reflectores, viviendo solitariamente en su piso en la ciudad de Madrid, sumergido en sus propias penas – de manera literal y figurativa. Su cuerpo ha sufrido los embates del tiempo, y los dolores físicos se han convertido en sus únicos y fieles acompañantes. Sin embargo, su sufrimiento va más allá de lo somático. El hombre también carga con los pesares del alma, únicamente que para éstos no existe un medicamento que ayude a controlarlos.

Tras recibir la noticia que Sabor, uno de los filmes que dirigió hace más de tres décadas, ha sido seleccionado para participar en un ciclo retrospectivo de cine español, Salvador decide hacer las paces con el actor principal de dicha cinta, Alberto Crespo (Asier Etxeandia), con quien lleva sin hablar desde el término del rodaje. El tiempo aún no ha logrado limar las asperezas por completo, pero ambos se dan cuenta que necesitan del otro para salir adelante de la situación tan similar en la que se encuentran atrapados. Es así como Alberto termina montando un monólogo basado en un texto inédito de Salvador, sin imaginar que la puesta en escena lo llevará a re-encontrarse con Federico (Leonardo Sbaraglia), su ex-pareja.

A la par de esta historia, Salvador va recordando algunos algunos episodios de su infancia, los cuales también se inspiran en anécdotas del mismo Almodóvar. En ellos vemos al futuro cineasta descubrir su pasión por la música y el séptimo arte desde muy pequeño. Observamos también el vínculo tan estrecho que mantenía con su madre, interpretada por Penélope Cruz, su formación educativa a cargo de sacerdotes, y su despertar sexual con un joven del pueblo a quien enseñaba a leer y escribir.

Tal y como el título de la cinta lo indica, Almodóvar analiza cómo el sufrimiento del pasado ha sido combustible para encender las llamas de su proceso creativo. Todos los descalabros, tropiezos y errores han sido grandes enseñanzas convertidas en fuente de inspiración para sus proyectos cinematográficos. En este mundo no existe gloria sin dolor, uno debe padecer y caer para aprender y crecer. El arma secreta para sobrevivir ante la adversidad es el amor. “El amor tal vez mueva montañas, pero no basta para salvar a la persona que quieres” dice Alberto en su obra de teatro basada en las experiencias de juventud de Salvador. Sin embargo, al encontrarse tan cercano al final de su vida, Salvador recapacita y se da cuenta de lo equivocado que estaba. Como bien dice el personaje de Zulema (interpretado por Cecilia Roth): la película es la misma, solamente que ahora la ves con ojos distintos. Lo mismo pasa en la vida. Con el tiempo, uno va cayendo en cuenta de sus propios errores y observa las cosas desde otra perspectiva.

Antonio Banderas se hizo acreedor al premio a Mejor Actor en la edición del Festival de Cannes 2019, un reconocimiento totalmente justificado y bien merecido. Banderas nos brinda la mejor actuación de su carrera, una interpretación que transmite la melancolía y el sufrimiento del personaje de forma magistral y mesurada. El actor tenía la oportunidad de imitar a Almodóvar y replicar su personalidad, pero éste prefiere construir su propia identidad, una que se asemeja a la del director español pero que no es una simple copia al carbón. Asimismo, el texto de la película se prestaba fácilmente para el melodrama, pero Banderas logra que los sentimientos de su personaje sean más sutiles. Asier Etxeandia y Leonardo Sbaraglia ofrecen sólidas actuaciones de soporte, al igual que Penélope Cruz, quien aparece brevemente a lo largo del filme.

Dolor y Gloria muestra la madurez de Pedro Almodóvar como escritor y director. Estamos ante su trabajo más personal, uno que resultará distinto al tipo de historias como Todo sobre mi Madre o Volver, pero que aún guarda ciertas características propias del cine del autor español, como el uso simbólico del color rojo, las cautivadoras melodías de su compositor de cabecera Alberto Iglesias, y el sentimiento de la música de Chavela Vargas. Dolor y Gloria ofrece una reconciliación con el pasado, a través de la cual Almodóvar descubre que el amor es el ingrediente requerido para sanar las heridas del corazón.

Calificación: *** 1/2

Título original: Dolor y Gloria (Pain and Glory)

Año: 2019

País: España

Dirige: Pedro Almodóvar

Con: Antonio Banderas, Penélope Cruz, Asier Etxeandia, Leonardo Sbaraglia, Nora Navas y Cecilia Roth

0 comments on “Reseña – Dolor y Gloria (Pain and Glory)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: