reseñas

Reseña – The Insult (El Insulto)

Una pequeña chispa es suficiente para provocar un gran incendio, y esa es exactamente la premisa de la cinta libanesa The Insult (El Insulto), dirigida por Ziad Doueiri (Lila Says, The Attack) y nominada al premio Oscar en la categoría a Mejor Película de Lengua Extranjera. De hecho, se trata de la primera vez que una película de Líbano consigue la distinción de representar al país en dicha entrega de premios, otorgados por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de los Estados Unidos. Pese a que The Insult nos presenta una problemática que reflexiona sobre la situación política y social del país de Medio Oriente, lo cierto es que su temática y su mensaje logran traspasar sus fronteras, convirtiéndose en uno de suma relevancia y actualidad a nivel mundial.

La historia de The Insult se desarrolla en Beirut, la capital de Líbano, en tiempos actuales y ésta retrata el delicado conflicto que existe entre la comunidad cristiana y los musulmanes, provenientes de Palestina, quienes viven en el país en calidad de refugiados. Enfrentamientos bélicos que marcaron el pasado de la nación han provocado un odio desmedido entre ambos grupos, haciendo evidente la fragilidad que encierra su co-existencia en el mismo territorio. Co-escrita junto a su ahora ex-esposa Joelle Touma, Ziad Doueiri logra transportar dicha problemática social que afecta a Líbano a un micro-cosmos que nos permite explorar y entender la complejidad del conflicto.

La cinta nos lleva de las calles de Beirut hasta los tribunales de justicia, y todo por un insignificante intercambio de palabras que termina saliéndose de control. Yasser (Kamel El Basha) es un arquitecto muy trabajador quien desde hace años vive junto a su familia en un campo de refugiados. Yasser inicia su día laboral como cualquier otro, haciendo reparaciones por las calles de la capital libanesa junto a su equipo de trabajadores. Luego de percatarse de un imperfecto en el tubo de desagüe de una vivienda, el hombre decide repararlo pese a la negativa de Tony (Adel Karam, excelente), el dueño del inmueble. Furioso, Tony destruye el trabajo realizado por Yasser, y éste último le lanza un insulto. De inmediato, los dueños de la compañía para la cual Yasser trabaja le imploran que pida una disculpa a Tony, un hombre de familia en espera de su primer hijo.

Luego de una larga serie de conversaciones, el jefe de Yasser lo convence de ir a visitar a Tony al taller mecánico en el cual trabaja con tal de pedirle una disculpa. Al llegar encuentran a Tony escuchando las palabras de un líder cristiano quien incita al odio hacia los musulmanes, por lo que Yasser no pide perdón. Tony arremete contra él, lanzando un serio insulto contra su religión, por lo que el hombre no tiene más opción que darle un fuerte golpe en el abdomen. A partir de ahí, Tony llevará el caso a los juzgados con tal de exigir justicia y no descansar hasta ver a Yasser tras las rejas.

The Insult nos lleva a través de un intrincado conflicto entre dos hombres tercos que no están dispuestos a ceder ni perdonar a su prójimo. La cinta hace un estupendo trabajo en presentar las dos caras de la moneda, haciendo que uno como espectador entienda la magnitud y las dimensiones del dilema al que nos estamos enfrentando. De pronto vemos cómo la pelea entre los dos protagonistas del filme no es más que un claro reflejo de las tensiones que existen en la sociedad libanesa. Por un lado tenemos a los cristianos, como Tony, quienes sienten que los palestinos han llegado a quitarles el trabajo y las oportunidades, y que hasta los mismos políticos han decidido protegerlos más a ellos, que incluso a los ciudadanos del país. Es una retórica que suena familiar por estas latitudes, y es entonces cuando comprendemos que el mensaje de la película va más allá de las fronteras del país de Medio Oriente, y es uno que encaja a la perfección en la situación que se vive en los Estados Unidos y en países europeos como Inglaterra, Francia, etc. Por el otro lado vemos la perspectiva desde los ojos de Yasser, quien vive la discriminación diaria por su lugar de origen y religión.

Normalmente los filmes que se desarrollan en los juzgados suelen volverse aburridos y repetitivos, pero éste no es el caso con The Insult. Su guión consigue tenernos al borde del asiento, atentos a lo que ocurre en pantalla, y siempre presentándonos nueva información que termina convirtiéndose en pequeños giros de tuerca. La finalidad de The Insult no es la de presentar una resolución al problema, aunque si es un trabajo cinematográfico que nos invita a practicar la empatía y la comprensión por el prójimo. A final de cuentas, todos somos humanos y experimentamos los mismos sentimientos sin importar nuestras creencias, ideología, religión, cultura, lugar de origen, preferencias sexuales, color de piel, etc. Conseguir la armonía es tan fácil como iniciar una guerra, y muchas veces como humanos, nos dejamos llevar por nuestros impulsos e instintos sin reflexionar en las consecuencias de nuestras palabras y nuestros actos.

The Insult es un estupendo filme que coloca a su director Ziad Doueiri como uno de los talentos del cine del Medio Oriente a los que debemos seguirle el paso.

Calificación: ****

Título original: L’Insulte (The Insult / El Insulto)

Año: 2017

País: Líbano, Bélgica, Chipre, Francia, Estados Unidos

Dirige: Ziad Doueiri

Con: Adel Karam, Kamel El Basha, Camille Salameh, Diamand Bou Abboud y Rita Hayek

0 comments on “Reseña – The Insult (El Insulto)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: