reseñas

TIFF 2017: Reseña – Kings

Halle Berry y Daniel Craig protagonizan la cinta Kings, el debut en idioma inglés de Deniz Gamze Ergüven, directora de la aclamada y multi-premiada Mustang. Tomando como transfondo los disturbios ocurridos en 1992 en la ciudad de Los Angeles, Kings intenta colocarse como un filme de denuncia social que, para su desfortuna, simplemente se queda en un inferior drama de corte familiar.

Millie (Berry) es una repostera y madre adoptiva (foster parent) de seis pequeños y un adolescente. La protagonista lleva una vida ajetreada que distribuye entre hornear pasteles y llevarlos hasta diferentes establecimientos comerciales, y cuidar de sus hijos adoptivos. En el background, la tensión entre la comunidad afro-americana de Los Angeles y las autoridades va en aumento luego de que la brutal golipza de Rodney King en manos de un grupo de policías es captada en video. Luego de meses de juicio, un injusto veredicto final deja a la población en completo disgusto, llevándolos a manifestarse violentamente por las calles de la ciudad durante casi una semana. El núcleo familiar de Millie se verá impactado por estos hechos y, en busca de ayuda, ésta unirá fuerzas con Obie (Craig), un vecino que esconde un buen corazón detrás de su aparente rudeza.

A pesar de que la cinta toma un evento de reciente memoria y suma importancia en la sociedad norteamericana, Ergüven termina por minimizar los hechos con tal de enfocarse en la dinámica familiar de la protagonista. La relevancia de los disturbios ante los actos de impunidad y de abuso de fuerza de la policía estadounidense en años recientes es totalmente puesta en segundo plano, desaprovechando la oportunidad de contar una potente historia con un mensaje de igualdad y justicia social.

Obsesionada con retratar los conflictos que afligen a familias numerosas, algo similar exploró en su debut cinematográfico Mustang desde un punto de vista femenino, aquí la realizadora nos presenta historias que se mueven a través de sus personajes masculinos: la primera de ellas involucra a Jesse (Lamar Johnson), el hijo mayor de la familia que acaba metido en un peligroso triángulo amoroso. La segunda sub-trama nos lleva con tres de los pequeños en edad primaria quienes, viendo el caos y el desorden en la ciudad, aprovechan para saquear las tiendas de conveniencia. Ambas historias carecen de peso emocional para sustentar los casi 90 minutos de la película, y ninguna de ellas tiene los elementos necesarios para distinguirse del resto de narrativas similares que han sido plasmadas con anterioridad (y con mejores resultados) en otras producciones.

A diferencia de Kathryn Bigelow, quien en la cinta Detroit logra combinar efectivamente los hechos históricos con una narrativa dramática, en Kings sorprende la tibieza con la que su directora decide hacerle frente al tema principal de su película. Si su intención era la de presentarnos una historia que aborda el tema de las familias adoptivas y de cómo se desarrollan los lazos entre sus integrantes, resulta incomprensible el porqué optó por utilizar un conflicto social tan importante en los Estados Unidos, si a final de cuentas no tiene el deseo de explorar dicha temática. Cuando el clímax de la película sobre los levantamientos de Los Angeles de 1992 consiste en ver a un hombre blanco tratando de escapar de un poste de luz al que está esposado, en lugar de enfocarse en el sufrimiento de la gente de raza negra que alzaba la voz para luchar por sus derechos, sabes que algo anda terriblemente mal. La película no es solamente un desatino, sino también un insulto.

Las actuaciones por parte de Halle Berry y Daniel Craig son demasiado irregulares y no logran redimir una historia plana cuyos personajes muy apenas son dibujados ante el espectador. Kings es una cinta sin propuesta, que en su intento por alcanzar un cierto liricismo visual y narrativo desaprovecha un evento trágico en la historia de la sociedad norteamericana, y lo utiliza con el puro morbo de vender y sentirse apegada a los conflictos de actualidad. Un descalabro para Deniz Gamze Ergüven, quien confiamos vuelva a retomar la brillantez que demostró en su debut en cine hace un par de años.

Calificación: * 1/2

Título original: Kings

Año: 2017

País: Francia, Bélgica

Dirige: Deniz Gamze Ergüven

Con: Halle Berry, Daniel Craig, Lamar Johnson y Rachel Hilson

 

0 comments on “TIFF 2017: Reseña – Kings

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: