Reseña – The Glass Castle (El Castillo de Cristal)

The Glass Castle (El Castillo de Cristal) es un drama basado en el best-seller de la autora Jeannette Walls, un memoir que narra la conflictiva relación que ésta mantuvo con su padre. La cinta cuenta con la participación de la ganadora del Oscar Brie Larson, quien da vida a la escritora, así como también de Woody Harrelson y Naomi Watts quienes interpretan a sus padres en esta adaptación cinematográfica dirigida por Destin Daniel Cretton, el realizador de la afamada cinta independiente Short Term 12.

La película arranca en el año 1989 donde conocemos a Jeannette Walls, una exitosa escritora de una columna de chismes que vive en la ciudad de Nueva York junto a su prometido David. Por fuera, su vida pareciera ser perfecta, rodeada de lujos y comodidades, trabajando en algo que le apasiona, y compartiendo momentos junto al amor de su vida. Sin embargo, una serie de flashbacks nos llevan a descubrir la difícil infancia y adolescencia de la protagonista, quien junto a sus tres hermanos fue criada por unos padres inestables e irresponsables que se la pasaban viajando de ciudad en ciudad sin un solo centavo. Rex, el padre de familia, es un hombre inteligente pero incapaz de cumplir promesas y completar lo que se propone. Detrás de su carácter explosivo y temperamental se esconde un hombre con un oscuro y devastador pasado que lo ha llevado a abusar del alcohol. Esta problemática es la principal razón de la inestabilidad económica de la familia, ya que Rex se gasta todo el dinero en tragos y pierde el empleo de forma constante. Del otro lado tenemos a Rose Mary, la madre de familia, quien está más preocupada por encontrar el éxito como pintora, que por cuidar a sus hijos.

The Glass Castle toma su nombre de un proyecto que existió en la mente de Rex, el padre de la protagonista, desde que ésta era una pequeña. Rex soñaba en construir una casa con paredes de cristal, y aunque por años trabajó en los planos para edificarla, éste nunca tuvo la visión para concretar su idea y hacerla realidad. Y precisamente ese es el conflicto principal de la cinta. Jeanette ha crecido con cierto recelo hacia sus padres debido a su falta de madurez e irresponsabilidad en la vida, aunque al mismo tiempo entiende que todo lo que tiene, todo lo que es, y todo lo que conoce es gracias a ellos. Es una temática compleja y sensible sobre la representación y el significado de la familia en un ambiente disfuncional, que es trasladada con respeto y sutilidad a la pantalla grande gracias al trabajo de Destin Daniel Cretton.

Tanto Brie Larson como Woody Harrelson ofrecen un par de grandes actuaciones. Larson aparece mesurada y controlada al inicio de la película, pero una vez que las emociones comienzan a estallar, la actriz demuestra el porqué recibió el premio Oscar hace un par de años por su interpretación en Room. Larson y el director de la cinta habían trabajado juntos en Short Term 12, y aquí vuelven a mostrarnos el poder de su mancuerna. Sin embargo, es Harrelson quien termina robandose la película con un personaje sumamente complejo que es capaz de generar odio y al mismo tiempo simpatía. La que de plano se nota fuera de lugar y un poco sobreactuada es Naomi Watts, quien en años recientes no ha podido encontrar un papel que vaya con ella.

Aunque hay algunas escenas motivacionales en las cuales los diálogos se sienten un tanto forzados, como en la secuencia de la alberca cuando Rex intenta enseñar a Jeannette a nadar, lo cierto es que The Glass Castle es una cinta sumamente conmovedora que logrará quebrar hasta al más duro de corazón. Es un tear-jerker como aquellos de antaño que funciona gracias a su interesante historia y al excelente trabajo de su reparto. The Glass Castle no es una historia que nos pida celebrar el comportamiento errático de sus protagonistas, al contrario, me parece que es un relato que permite explorar las dificultades de ser padre y madre de familia, y el reconocer que nadie es perfecto, todos cargamos con nuestros demonios internos y todos cometemos errores de los cuales nos arrepentiremos con el paso del tiempo. No todos nacen sabiendo ser padres y madres, y aunque la historia pudiera presentar a Rex y Rose Mary con un aire de irresponsabilidad, ambos hacían lo posible por fomentar la unión familiar bajo sus propios y extraños métodos y enseñanzas, que eran un reflejo de lo que éstos habían aprendido de pequeños. The Glass Castle es una historia sincera y conmovedora sobre la familia. Llévense sus kleenex que los van a necesitar a montón.

Calificación: ***

Título original: The Glass Castle (El Castillo de Cristal)

Año: 2017

País: Estados Unidos

Dirige: Destin Daniel Cretton

Con: Brie Larson, Woody Harrelson y Naomi Watts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s