featured reseñas tiff 2018

TIFF18: Reseña – Beautiful Boy (Siempre Serás Mi Hijo)

El abuso de metanfetaminas y opioides en los Estados Unidos es una problemática que ha sobrepasado los límites y la capacidad de actuar de las autoridades. En distintas partes del país, la situación ha alcanzado niveles críticos para ser calificada como una epidemia. Tan solo el año pasado, más de 70 mil muertes en la Unión Americana estuvieron relacionadas al consumo excesivo de estupefacientes, y desafortunadamente, la tendencia continúa a la alta. Este año hemos visto los trágicos encabezados en las noticias sobre la muerte de jóvenes artistas que ni siquiera rebasan los 30 años, y cuyas vidas han sido prematuramente destrozadas por la adicción a dichas sustancias.

Basada en las memorias de David y Nic Sheff, Beautiful Boy (Siempre Serás Mi Hijo) es un devastador drama que nos muestra la incansable lucha de un padre de familia por lograr que su hijo cambie su estilo de vida y abandone el consumo de las drogas. De pequeño, los dos mantenían una estrecha relación. David presumía de conocer a su hijo a la perfección, y Nic mostraba el potencial para seguir los pasos de su padre y convertirse en un escritor. Sin embargo, la adolescencia trajo consigo miedos y ansiedades, y pronto un abismo fue creciendo en su relación. Nic encontró alivio temporal en las drogas, las cuales le permitían escapar de una realidad sofocante, de las altas expectativas de su padre, y del posible trauma ocasionado por el divorcio y el segundo matrimonio de éste.

Preocupado por el bienestar y la salud de su hijo, David entrega su vida entera con tal de que éste logre rehabilitarse. Aunque en un principio el apoyo pareciera ser fructífero, y Nic consigue estar sobrio por varios meses, éste vuelve a caer en los mismos vicios cada vez buscando una dosis mayor con tal de sentir la intensidad de los efectos de las drogas. Luego de tocar fondo, el joven decide rechazar la ayuda de sus padres, quienes deberán cuestionarse que tanto esfuerzo y sacrificio están dispuestos a poner con tal de intentar salvar a alguien que no tiene el deseo por salir adelante.

Felix Van Groeningen (The Broken Circle Breakdown, Belgica) dirige su primer trabajo en inglés, y lo hace de una manera extraordinaria, dándole al drama un toque muy europeo que no comúnmente vemos en las producciones norteamericanas. Aunque algunos momentos llegan a sentirse un poco manipuladores, especialmente por el sobre-uso de la música de fondo, Beautiful Boy es un filme convincente y desgarrador que los dejará con el corazón hecho mil pedazos.

Gran parte de ello se lo debemos a la dupla protagónica de la cinta: Steve Carell y Timothée Chalamet. A pesar de haber iniciado su carrera en el rubro cómico, Carell ha demostrado en los últimos años su talento en roles dramáticos. Su interpretación como el padre atormentado que busca recuperar a su hijo es uno de los mejores, si no es que el mejor, de sus trabajos, y es la consagración del actor en el género del drama. Chalamet, quien estuvo nominado el año pasado al Oscar por el aclamado filme Call Me By Your Name, demuestra que el reconocimiento recibido por dicha cinta no fue mera casualidad, y aquí deja en claro porqué es el actor juvenil del momento y uno de los grandes talentos a seguir. Sus expresiones, sus movimientos, su comportamiento. Todo está perfectamente estudiado y calculado, sin jamás caer en el exceso. Ambas actuaciones gritan Oscar, y verdaderamente el reconocimiento sería bien merecido.

La gran sorpresa de Beautiful Boy proviene de la actuación secundaria de Maura Tierney quien interpreta a Karen, la segunda esposa de David. Tierney tuvo una buena racha a finales de los años noventa, y su carrera volvió a tomar un segundo aire con la llegada del golden age de la televisión. Y aunque su personaje tiene pocos diálogos, éste tiene mucho peso en la historia. Sus reacciones expresan claramente la frustración y la impotencia de querer ayudar a alguien que simplemente se rehusa a recibir apoyo.

Comandada por dos enormes actuaciones protagónicas, Beautiful Boy es un conmovedor drama que toca una delicada temática que ha destruido a miles de vidas y familias en los últimos años. Su mensaje de urgencia es justamente lo que los jóvenes y sus padres necesitan escuchar. No sólo creo que es una película que puede llegar a cambiar las vidas de aquellos que actualmente se encuentran sumidos en la adicción, sino que también ayudará y dará fuerza a quienes se encuentran en las trincheras, sacrificándolo todo con tal de ver a sus seres queridos alejados del vicio. Un duro vistazo al difícil camino de rehabilitación de un individuo adicto a las drogas. Sin duda, una de las películas más emocionales del 2018. Vayan preparados para literalmente salir con el corazón destrozado.

Calificación: ****

Ficha técnica:

Beautiful Boy (Siempre Serás Mi Hijo)

Año: 2018

País: Estados Unidos

Dirige: Felix Van Groeningen

Con: Steve Carell, Timothée Chalamet, Maura Tierney y Amy Ryan

0 comments on “TIFF18: Reseña – Beautiful Boy (Siempre Serás Mi Hijo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: