reseñas

Reseña – The Beguiled (El Seductor)

Es el año 1864. La Guerra Civil de los Estados Unidos se encuentra en pleno apogeo y ha cobrado la vida de miles de hombres. En las entrañas de un bosque del estado de Virginia yace una casona que a primera vista pareciera abandonada, pero que en realidad es habitada por seis jovencitas y su institutriz Miss Martha (Nicole Kidman, soberbia). Alejadas del conflicto bélico y del resto de la sociedad, Miss Martha no sólo se ha encargado de proteger a estas chicas, sino también de darles una buena educación que incluye modales, lecciones de francés y clases de música.

La tranquila rutina de este grupo de mujeres se ve interrumpida por la inesperada llegada de John McBurney, un soldado malherido (Colin Farrell). Como buenas cristianas, Miss Martha y las jovencitas deciden darle asilo al hombre y cuidar de éste hasta que recupere su salud por completo. Poco a poco, el militar comienza a ganarse la confianza de cada una de las chicas, incluyendo a la matriarca, al mismo tiempo que éste las va envolviendo en un misterioso juego de seducción sin imaginar las graves consecuencias que traerán sus actos.

The Beguiled (El Seductor) es el sexto largometraje de la aclamada directora norteamericana Sofia Coppola (Lost in Translation, The Virgin Suicides), y sin lugar a duda, es uno de los trabajos fílmicos más sobresalientes de su carrera. Esta adaptación de la popular novela gótica del mismo nombre fue estrenada en mayo pasado como parte de la Selección Oficial del Festival de Cannes, en donde se llevó el premio a Mejor Dirección. Luego de la tibia recepción de su última cinta The Bling Ring, Sofia Coppola apuesta por una historia más oscura, aunque conservando su estilo tan único que podemos disfrutar a través de las atmósferas que va generando gracias al impecable trabajo de cinematografía, diseño de vestuario y producción.

Coppola va desarrollando la historia lentamente a través de tres actos. En el primer acto, la acción ocurre detrás de las paredes de la casona mientras las mujeres ajustan su rutina para servir al nuevo huésped, quien aún está convaleciente por las heridas de guerra. Posteriormente, en su segundo acto, la cámara nos lleva a las afueras de la vivienda y con ella los sentimientos de las chicas comienzan a ser más obvios. El soldado muestra mejoría en su estado anímico y de salud, y aunque el trato inicial era que éste abandonaría la casa una vez que se recuperara, McBurney no tiene la intención de dejar el lugar. Hasta este punto, los conflictos se han ido cocinando a fuego lento y sabemos que las cosas están por salirse de control. Y efectivamente, con la llegada del tercer y último acto, volvemos a meternos en las oscuras habitaciones y pasillos del inmueble para descubrir la verdadera personalidad de cada uno de los personajes. Las máscaras caen, las verdades salen a la luz, y el pánico inunda cada rincón del hogar.

Obviamente la película no sería tan efectiva sin la participación de un gran elenco encabezado por Nicole Kidman, Colin Farrell, Kirsten Dunst y Elle Fanning. Dunst y Coppola vuelven a hacer mancuerna por tercera ocasión y el resultado es mágico. Ya extrañábamos ver a la actriz en un papel demandante y complejo, que busca reprimir sus deseos sexuales con tal de obedecer las normas de la sociedad. Por el contrario, Elle Fanning interpreta a la chica que no tiene miedo a descubrir su sexualidad. Aunque su actuación es espléndida, nos gustaría ver a Fanning en otro tipo de roles ya que termina por ser muy parecido a lo que hemos visto en The Neon Demon y 20th Century Women. Quien se roba la película de principio a fin con una actuación merecedora del Oscar es la australiana Nicole Kidman. Como la matriarca, Kidman esconde las debilidades y conflictos de su personaje bajo una fachada de rudeza e indiferencia, pero una vez que las cosas se salen de control, podemos ver su vulnerabilidad a flor de piel. Una interpretación memorable que seguramente dará mucho de que hablar durante la temporada de premios.

A pesar de su ritmo lento, cortes contemplativos y la ausencia de música incidental, The Beguiled es un drama envolvente y bien ejecutado que nos lleva por un viaje de seducción y perversión. The Beguiled es quizá una de las obras feministas más importantes de los últimos años, y una de las mejores cintas de este 2017. Una que celebra la independencia de la mujer y el poder que éstas poseen para combatir la represión y el control impuesto por los hombres.

Calificación: ****

Título original: The Beguiled (El Seductor)

Año: 2017

País: Estados Unidos

Dirige: Sofia Coppola

Con: Nicole Kidman, Kirsten Dunst, Colin Farrell y Elle Fanning

0 comments on “Reseña – The Beguiled (El Seductor)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: