cine mexicano documentales reseñas

Reseña – Bellas de Noche

El 2016 ha sido un año increíble para los documentales mexicanos. Y no sólo eso, sino que también los tres mejores trabajos de no-ficción de este año han sido dirigidos por mujeres, con historias que giran alrededor de mujeres mexicanas que luchan por su dignidad y respeto en medio de una cultura machista, opresora y retrógrada. Nos referimos a Plaza de la Soledad de la fotógrafa Maya Goded, el cuál tuvo su estreno internacional en el Festival de Cine de Sundance a principios del año y plasmó la vida de un grupo de sexo-servidoras de edad avanzada que aún continúan ejerciendo su oficio en las transitadas plazas de la Ciudad de México. Después tenemos a Tempestad de Tatiana Huezo, quien presentó su obra en Berlin en febrero pasado y recientemente formó parte del Festival Internacional de Cine de Morelia, donde se llevó el Premio de la Audiencia. En Tempestad, la directora entreteje las historias de dos mujeres que viven en carne propia la violencia e impunidad de un sistema judicial corrupto y negligente. A estos dos increíbles trabajos documentales se les une Bellas de Noche, la ópera prima de la directora Maria José Cuevas, quien entre homenaje y nostalgia al México del pasado, revive las carreras de cinco mujeres que alcanzaron su fama en la década de los setenta y ochenta, y que hoy se encuentran olvidadas por muchos, más no por eso ellas han dejado de luchar y hacer lo que más les encanta: ser ellas mismas y entretener al público.

Bellas de Noche tuvo su premiere en el Festival de Cine de Toronto en septiembre del 2016 y posteriormente fue exhibida en el marco del Festival Internacional de Cine de Morelia, donde se llevó a casa dos premios, entre ellos el de Mejor Documental Mexicano por parte de la prensa. Asimismo, la cinta se alzó con el Premio de la Audiencia en la más reciente edición del Festival Internacional de Cine de Los Cabos. Elogiada por la crítica y el público, Bellas de Noche fue distribuida en salas comerciales del país gracias a Cinépolis, y en los Estados Unidos, así como en otras partes del mundo, la compañía de streaming Netflix consiguió los derechos de distribución y ha agregado la cinta a su extenso catálogo de películas.

Al ritmo de Luces de Nueva York de La Sonora Santanera, el documental nos presenta el antes y el después de cinco vedettes, término con el que se les conocía a estas mujeres en los años 70 y 80 por sus participaciones con poca ropa en películas, musicales y programas televisivos donde actuaban, cantaban, bailaban… ¡y hasta tocaban el violín!. Olga Breeskin, Lyn May, Rossy Mendoza, Wanda Seux y Princesa Yamal alcanzaron la cumbre de la fama y popularidad hace más de tres décadas gracias a sus trabajos en el llamado cine de ficheras, el cual muchos atribuyen como el punto más bajo del cine mexicano. Estas cinco mujeres vuelven a los reflectores para no solamente para reflexionar sobre sus carreras, muchas de ellas marcadas por los excesos, sino también para mostrarse al mundo en la actualidad y ver como estos íconos sexuales de antaño continúan trabajando arduamente en sus carreras artísticas, y luchando por sobrevivir a pesar de encontrarse en el ocaso de su vida profesional, de ahí el título de la cinta que va muy ad hoc con la temática: Bellas de Noche.

Adentrarnos a la vida de estas bellas artistas, y vaya que aún conservan esa belleza y glamour que les caracterizó hace años, no solamente nos llena de gran nostalgia. Nostalgia por el México que fue, el México lleno de sueños y esperanza. Un México que poco a poco ha ido perdiendo ese semblante que le caracterizaba. Asimismo, la vida de las llamadas cabareteras también es un balde de agua fría para recordarnos del machismo que imperaba en aquellos años, empujándolas a convertirse en meros objetos de placer dentro de la industria del entretenimiento. La manera en cómo estas mujeres van narrando sus anécdotas e historias a través de los años es simplemente enternecedora y nos permite conocerlas más a fondo e ir más allá de la fachada que éstas han construido a lo largo de su carrera artística. No hay forma de no caer rendidos ante el encanto de Rossy Mendoza y su libro de metafísica, o bien, de enternecernos junto a Wanda Seux al recibir la estrella de reconocimiento a su trayectoria. Bellas de Noche permite ver a estas mujeres tal cuál son: auténticas y aún llenas de sueños e ilusiones como cuando eran una jovencitas.

Eso sí, Bellas de Noche también tiene sus momentos un poco más oscuros y depresivos, sobretodo cuando nos lleva a reflexionar sobre la pérdida de la juventud y la realización de que el tiempo va en nuestra contra y si uno no se pone las pilas y lucha por realizar sus metas y propósitos, puede que en un abrir y cerrar de ojos sea demasiado tarde. Sin embargo, Bellas de Noche no permite que uno se quede atorado en este estado de ánimo y de inmediato nos lleva nuevamente a la euforia de vivir junto a estas cinco maravillosas protagonistas. Encantadora, carismática y con un gran corazón, Bellas de Noche es un documental que rinde un merecido tributo a estas artistas, que evoca nostalgia por un pasado que atesoramos en nuestra memoria, y que nos enseña que aún en el ocaso, los sueños son lo último que muere.

Bellas de Noche se encuentra en cines en México y disponible a través de Netflix en los Estados Unidos.

Calificación: *** 1/2

Título original: Bellas de Noche

Año: 2016

País: México

Dirige: María José Cuevas

Con: Olga Breeskin, Lyn May, Rossy Mendoza, Wanda Seux y Princesa Yamal

0 comments on “Reseña – Bellas de Noche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: