reseñas

Minions

Cuando una franquicia de dibujos animados se vuelve popular, los estudios cinematográficos hacen todo lo posible por sacar hasta la última gota de provecho y generar más ingresos. Esto va desde mercancía alusiva a la cinta, hasta secuelas, precuelas y spin-offs (historias basadas en personajes secundarios de la película original). Tenemos por ejemplo a Puss in Boots, basado en el personaje de la cinta Shrek, o bien a Penguins of Madagascar, sacados de la serie de películas animadas de Madagascar. Ambos spin-offs, por cierto, tuvieron un pobre desempeño tanto en crítica como en taquilla y no le llegaron ni a los talones a las cintas que los vieron nacer. En esta ocasión son los minions, pequeñas creaturas de color amarillo que aparecieron inicialmente en las películas de Despicable Me, los que tienen la oportunidad de encabezar una cinta animada por su propia cuenta, aunque lamentablemente sus aventuras no logran funcionar como un largometraje.

Minions narra el origen de estos simpáticos y graciosos pequeños en forma de píldora cuya naturaleza los lleva en búsqueda de un amo a quien servir, especialmente alguien malvado y con mucho poder. Es así como tres de estos personajes, Stuart, Bob y Kevin, se embarcan en un viaje hacia los Estados Unidos con el objetivo de convertirse en los ayudantes de Scarlet Overkill, la villana más grande del mundo, quien busca a toda costa hurtar la corona de la Reina de Inglaterra para poder compensar sus traumas infantiles. Sin embargo, los minions demostrarán que pese a su torpeza e ingenuidad, son más listos que la mismísima super-villana.

Mientras que estos pequeñines eran el centro de los chistes en las dos cintas de Despicable Me gracias a sus breves intervenciones y a sus balbuceos que son una mezcla de inglés con español e italiano, en Minions no logran mantener el ritmo a lo largo de la película. Los primeros diez a quince minutos del filme son suficientes para gastar el sentido del humor de sus personajes, ocasionando que la película se desinfle por completo y pierda la chispa que caracteriza a estas creaturas amarillas. A eso le sumamos una historia totalmente vacía que solo sirve como excusa para hilar un sin fin de situaciones chuscas y extremas.

Entiendo que estamos ante un filme ligero y que está enfocado principalmente al mercado infantil, y aunque no es de mi interés sobre-analizar la película, si me gustaría agregar que tuve un gran problema con su mensaje, el cual básicamente consiste en que no hay nada más cool que ser malvado. Minions es un producto meramente comercial, hueco y sin chiste. Algo así como un platillo de comida rápida, de esos que después de comerlos te arrepientes, no solo por haber caído en la mercadotecnia sino también porque te dejan completamente insatisfecho.

Calificación: *

Título original: Minions

Año: 2015

Dirige: Kyle Balda, Pierre Coffin

Con: las voces de Sandra Bullock, John Hamm y Michael Keaton

0 comments on “Minions

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: