reseñas

Reseña – Red Rocket

Después de haber prometido jamás volver, Mikey Saber (Simon Rex) ha arribado nuevamente a Texas City con la cola entre las patas (o mejor dicho, con un enorme cohete entre las piernas) y sin un solo centavo. Cual éxito musical de hace dos décadas, sus días de gloria han quedado en el pasado. Su carrera en la industria pornográfica ha llegado a un abrupto final y los múltiples reconocimientos que acumuló durante su trayectoria – tres galardones AVN a mejor escena de sexo oral – no sirven de nada a la hora de conseguir un trabajo que no requiera el uso de su enorme «talento» natural. En la vil ruina y sin un lugar donde pasar la noche, el desagradable pero carismático personaje acude al hogar de su esposa en busca de ayuda, sin importarle tener prohibido el ingreso a la propiedad a causa de los problemas domésticos que los forzaron a distanciarse años atrás. Lexi (Bree Elrod) le abre las puertas de su casa, confiada en que las adversidades que éste ha enfrentado recientemente lo hayan reformado.

Por el aire del pequeño poblado se alcanza a percibir la esperanza de un cambio radical que está por venir. Las banderas estadounidenses ondean por lo alto, la frase «Make America Great Again» se divisa por las calles, y las palabras del ex-presidente del país retumban en cada habitación donde el televisor está encendido. Un rincón republicano donde la pobreza contrasta con las enormes columnas de fuego de las refinerías que le rodean. El protagonista comparte dicho optimismo, emocionado por tener una nueva oportunidad que le permita comenzar desde cero. No obstante, el periodo de ilusión le durará muy poco y pronto, éste volverá a caer en sus mismos vicios. La falta de educación y experiencia laboral terminarán empujándolo al negocio de la venta de drogas, mientras que su encuentro con Strawberry (Suzanna Son), una jovencita de 17 años que trabaja en un expendio de donas, le llevará a planear su triunfal retorno al mundo de entretenimiento para adultos.

Con una fascinación por retratar los márgenes de la sociedad norteamericana, el realizador Sean Baker (Tangerine, The Florida Project) continúa cimentándose como una de las voces más prominentes e influyentes del cine independiente de los Estados Unidos. En Red Rocket, Baker demuestra un increíble nivel de maduración como guionista y director, creando personajes sumamente complejos e interesantes que se transforman en un espejo de las problemáticas sociales que aquejan a la nación. Luego de experimentar con teléfonos iPhone, éste vuelve al celuloide, plasmando de forma poética los contrastes tan latentes de la ciudad texana gracias a la extraordinaria fotografía de Drew Daniels.

Desde su arranque al ritmo pegajoso de Bye Bye Bye de la banda N’Sync, la película intenta esconder la realidad detrás del mismo filtro de optimismo que utiliza su protagonista. Sin embargo, bastan unos cuantos minutos para darnos cuenta que algunos problemas son imposibles de ocultarse, y que el cambio tan esperado no puede darse de la noche a la mañana. Más allá de buscar empatía o generar un debate político, Red Rocket pretende estudiar y documentar el estilo de vida y la idiosincracia de un grupo de individuos que comparten una definición muy peculiar de patriotismo y una cierta expectativa de privilegio. Círculos viciosos que resultan difíciles de desbaratar con simples ideas de esperanza.

Al igual que en proyectos previos, Baker se vale de un reparto conformado principalmente por rostros poco conocidos, quienes además de realizar un fantástico trabajo, añaden un toque de naturalidad y de frescura a la historia. Suzanna Son, quien interpreta al problemático interés amoroso del protagonista, es toda una revelación al capturar con gran precisión la inocencia de las nuevas generaciones y lo vulnerable que éstas son al caer en las trampas de aquellos que venden falsas ilusiones. Sin embargo, la principal estrella del show es Simon Rex, quien nos hace amar y odiar a su personaje al mismo tiempo, desnudándose física y emocionalmente en un rol complicado. Rex, cuya promisoria carrera como modelo, actor y conductor de televisión en los años noventa se vio truncada luego de que un par de videos pornográficos que realizó en su juventud salieran a la luz, es la elección perfecta para dar vida a Mikey Saber. Tanto por su historia personal de redención, como por la crítica a la doble moral y a los prejuicios que existen en la sociedad americana en torno a los actores de películas para adultos y trabajadores sexuales.

Situada en una época previa a la pandemia y a las elecciones presidenciales del 2016, Red Rocket tiene un impacto aún más devastador. No solo estas comunidades han sufrido desproporcionadamente los estragos del novel virus a causa de la desinformación, sino que también las oportunidades que tanto les fueron prometidas jamás se cumplieron. Las cosas están igual – o hasta peor – que hace cuatro años, que incluso Mikey ahora escucha la música al revés dentro de su cabeza. Como si al darle rewind también hubiera retrocedido su vida y re-iniciado el mismo ciclo. No obstante, la esperanza se mantiene bien firme, aguardando que algún día, quizás, ocurra ese milagro divino que le ayude a romper el patrón en el que se encuentra atrapado desde hace años.

Red Rocket estrena en cines selectos de Estados Unidos a partir del 10 de diciembre del 2021.

Título original: Red Rocket

Año: 2021

País: Estados Unidos

Dirige: Sean Baker

Con: Simon Rex, Suzanna Son, Bree Elrod, Brenda Deiss, Ethan Darbone y Judy Hill

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: