reseñas

Reseña – The Suicide Squad (El Escuadrón Suicida)

Ni reboot, ni secuela. The Suicide Squad (El Escuadrón Suicida) es una nueva aventura de los antagonistas de DC Comics dentro del mismo universo cinematográfico, pero sin mantener una estrecha conexión con la fallida entrega del 2016. Incluso, el hecho de añadir el artículo “The” a su título hace que ésta se posicione como la entrada definitiva y “oficial” de estos temibles personajes. James Gunn, guionista y director de las dos cintas de Guardians of the Galaxy, toma la batuta de la franquicia de anti-héroes y logra añadir su propio estilo, entregándonos un entretenido episodio que sabe combinar efectivamente acción y comedia, aprovechando el talento de su reparto, y empujando los límites de su clasificación menos restrictiva al extremo.

La actriz Viola Davis vuelve a dar vida a Amanda Waller, la despiadada agente gubernamental encargada de orquestar las peligrosas misiones del Task Force X, nombre oficial con el que se le conoce a los integrantes del escuadrón de la muerte. Liderados por Bloodsport (Idris Elba), el grupo de criminales convictos es enviado a la ficticia nación de Corto Maltese, una isla sudamericana que se encuentra en pleno caos tras un reciente golpe de estado militar, para destruir toda evidencia sobre Project Starfish, un mortífero experimento resguardado en un laboratorio ultra-secreto de origen nazi.

Al descubrir los maquiavélicos planes del nuevo presidente del país, el General Silvio Luna (Juan Diego Botto), un autócrata con sentimientos anti-estadounidenses, y de su comandante, el General Mateo Suárez (Joaquín Cosío), el equipo decide unir fuerzas con el ejército rebelde, encabezado por Sol Soria (Alice Braga), quienes luchan por instituir un estado democrático. Con su ayuda, el disparatado comando, conformado por Harley Quinn (Margot Robbie), Peacemaker (John Cena), Ratcatcher 2 (Daniela Melchior), King Shark (Sylvester Stallone), Rick Flag (Joel Kinnaman) y Polka-Dot Man (David Dastmalchian), consigue llegar hasta las instalaciones de Jötunheim para completar su misión. Sin embargo, al conocer más detalles sobre los orígenes del confidencial proyecto, y del porqué Waller les ha instruido a deshacerse de toda prueba, Bloodsport y compañía deberán elegir entre cumplir sus órdenes, o utilizar sus super-poderes para hacer lo correcto por el mundo.

Desde los primeros minutos del filme, acompañados al ritmo de Folsom Prison Blues de Johnny Cash, el característico estilo del director James Gunn se hace presente. Tras ser despedido por Disney de la tercera entrega de Guardians of the Galaxy, Gunn aprovechó la oportunidad para unirse temporalmente a las filas de DC (posteriormente, éste sería re-contratado por la casa del ratón para continuar con la saga de Star-Lord). Con una mezcla casi perfecta de humor, monumentales secuencias de acción bien elaboradas, e interludios de música rock, The Suicide Squad redime los errores cometidos por su predecesora hace cinco años y nos entrega un espectáculo visual lleno de violencia, gore y palabras altisonantes que inmediatamente le distinguen del resto de producciones de superhéroes y villanos.

En este tipo de películas corales es común observar que algunos personajes y sus respectivas historias no tengan el mismo peso o espacio para desarrollarse. Y aunque ciertamente Harley Quinn y Bloodsport tienen más protagonismo que el resto de los villanos en pantalla, The Suicide Squad otorga momentos importantes e hilarantes a cada uno de los miembros del escuadrón suicida. Desde Peacemaker y sus calzoncillos blancos, hasta el trauma maternal de Polka-Dot Man, cada personaje tiene la oportunidad de brillar por sí mismo, y añadir algo único a la narrativa común. Los instantes más entrañables son cortesía de Ratcatcher 2 y el conmovedor relato sobre su padre, y King Shark, quien tiene el carisma suficiente para convertirse en el protagonista de su propio spin-off. (De momento, la única serie que se rumora para HBO Max es la de Peacemaker).

Idris Elba es fantástico como Bloodsport y su continua competencia con Peacemaker es sumamente graciosa. John Cena nos da un poco más de comedia, un género que le va bastante bien, y Viola Davis no decepciona como la verdadera villana de la historia. Pero es Margot Robbie como Harley Quinn quien se roba la película con su alocada interpretación. Robbie ha perfeccionado el personaje, y aquí consigue tener la autonomía para sobresalir en un par de secuencias de acción y comedia que dan prueba del gran talento de la actriz. Puntos extra a Gunn por respetar la colorida identidad visual de Quinn, introducida por Cathy Yan en Birds of Prey.

Detrás del baño de sangre, a veces un tanto excesivo, el filme guarda un relevante mensaje sobre la participación de los Estados Unidos en la vida política y social de los países latinoamericanos, y de cómo la nación utiliza su posición de poder para sembrar el caos y terror en beneficio propio, sin medir las consecuencias de sus actos. Me pareció fascinante que una super-producción de este tipo utilizara su plataforma para lanzar una dura crítica a las políticas intervencionistas que, por siglos, han caracterizado al país norteamericano y han provocado graves conflictos en los territorios más vulnerables del continente.

The Suicide Squad logra remendar las fallas de la cinta previa y nos ofrece una aventura entretenida de principio a fin. No obstante, como cinta del género, la película no pretende romper esquemas ni salirse del canon establecido por Gunn en su paso por Marvel. The Suicide Squad es Guardians of the Galaxy, pero con simpáticos y malhablados anti-héroes, y con una clasificación menos restrictiva. Una historia que detrás de su astuto estilo y del sólido trabajo del reparto recicla la trama de los antagonistas en busca de redención, y de una oportunidad para demostrar que detrás de su maldad, existe también cierta bondad para poner sus intereses de lado y salvar al mundo. Ojalá que esta formulación consiga abrir las puertas a proyectos más arriesgados e innovadores dentro del universo cinematográfico de DC.

The Suicide Squad estrena en cines el 6 de agosto del 2021. La película también se puede ver online a través de la plataforma digital HBO Max por un periodo de 30 días a partir del 6 de agosto del 2021.

Calificación: ***

Título original: The Suicide Squad (El Escuadrón Suicida)

Año: 2021

País: Estados Unidos, Canadá, Inglaterra

Dirige: James Gunn

Con: Idris Elba, Margot Robbie, John Cena, Viola Davis, Joel Kinnaman, Daniela Melchior, David Dastmalchian, Sylvester Stallone y Alice Braga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: