reseñas

Reseña – Annette

“¿Entonces podemos comenzar?” se escucha al inicio del filme en voz del realizador Leos Carax, luego de una breve advertencia que nos invita a guardar silencio y a tomar un respiro hondo. Al ritmo de una melodía interpretada por la pareja protagónica, Adam Driver y Marion Cotillard, y el duo musical conocido como Sparks, Annette arranca con un sensacional plano secuencia que no solo ayuda a calentar los motores antes de adentrarnos a su fantástica y surrealista atmósfera. Tras un difícil año en el que el futuro del cine ha sido puesto en tela de juicio, este número musical es capaz de hacernos recobrar la fe y recordarnos que la magia del séptimo arte aún no se ha extinguido. Magia que el director de cintas como Holy Motors y Mauvais Sang mantiene intacta hasta el último instante de esta magnífica y vibrante ópera de rock.

Driver interpreta a Henry, un excéntrico comediante que se encuentra en el pináculo de su carrera. Sus performances tan poco convencionales le han dado fama de enfant terrible en el mundo del espectáculo. Un rebelde que cruza las autopistas de la ciudad de Los Angeles a toda velocidad, como una sombra que intenta esconderse del destello de las cámaras de los paparazzis. Sin embargo, su noviazgo con la talentosa soprano Ann (Cotillard) lo catapulta inmediatamente al centro de los reflectores. Principalmente porque, a pesar de compartir una afinidad y gusto por el arte, su estilo es rotundamente distinto. Los dos artistas se convierten en protagonistas de un apasionado romance, el cual comienza a desmoronarse lentamente tras la llegada al mundo de su hija Annette, una pequeña con un don extraordinario. De pronto, los celos, el egoísmo y sus inseguridades como padre empujan a Henry por un espiral de locura, arrogancia y perdición.

Quienes estén familiarizados con el trabajo previo del cineasta francés encontrarán otro imaginativo relato que observa a detalle el precio de la fama y los conflictos de quienes dedican su vida a profesiones que requieren de gran creatividad. Junto a Ron y Russell Mael, los integrantes de la banda americana Sparks, quienes fungen como guionistas y compositores de las melodías que acompañan a la historia, Carax construye una experiencia cinematográfica de corte musical que sale de lo ordinario y deja atrás todo patrón para mostrarnos la tragedia de su protagonista: un hombre engreído cuyo frágil ego y masculinidad se ven amenazados ante el talento y el éxito de quienes le rodean.

“El presupuesto es grande pero, aún así, no es suficiente”, escuchamos en la canción inicial So May We Start, una fuerte contendiente a Mejor Canción Original en la próxima temporada de premios. Su tono irreverente y consciente de si mismo entretiene, pero no resta importancia a su mensaje. Al tratarse de una producción original de Amazon Studios, Leos Carax goza de mayor libertad creativa (y mucho más presupuesto) que si éste hubiera recibido el apoyo financiero de un estudio de cine más tradicional. No cabe duda que Annette es su proyecto más ambicioso y arriesgado, y aunque no todas las decisiones creativas terminen funcionado, al menos se agradece que, en una época en la que todas las películas siguen la misma fórmula reciclada, aún exista una compañía productora que apueste por propuestas originales y visionarias.

En cuestión técnica, Annette está al cien. El trabajo de edición, fotografía, música y efectos especiales es sobresaliente y nos roba el aliento en cada secuencia. Hay una audaz decisión en torno a la caracterización de la hija de la pareja protagónica que si bien tiene un firme propósito, ésta distrae y nos saca del mundo de drama, romance y fantasía que había ido fabricando. En cuanto a actuaciones se refiere, Marion Cotillard y Simon Helberg ofrecen sólidas interpretaciones que complementan la descomunal labor de Adam Driver, cuya fuerza arrolladora y su energía hipnótica conducen el metraje de principio a fin. Driver nos lleva al extremo de la locura para explorar la masculinidad tóxica de su personaje, provocando una efectiva reacción visceral y repulsiva.

Annette podrá resultar un tanto desafiante para quienes estén descubriendo a Leos Carax por primera vez. Es una experiencia visual, auditiva y sensorial que requiere de cierto compromiso por dejar atrás cualquier noción preconcebida que tengamos del cine musical de Hollywood. Sin embargo, una vez que uno consigue abandonarse por completo en los cautivantes ritmos de Sparks y en las interpretaciones de Driver y Cotillard, la magia de este peculiar universo nos atrapa, y la tragedia de su ópera rock nos golpea en lo más profundo del corazón. Una oscura fábula sobre un alma atormentada cuyo ego y obsesión por el éxito lo han privado del amor y la felicidad. Un hombre que ve a los demás como objetos o simple figuras dentro de su propio tablero de ajedrez, y que, ante el jaque-mate de la vida, deberá enfrentar las consecuencias de cada una de sus jugadas.

Annette estrena en cines de Estados Unidos a partir del 6 de agosto del 2021. La película se podrá ver online vía streaming a través de Amazon Prime Video a partir del 20 de agosto del 2021 en la Unión Americana.

Calificación: *** 1/2

Título original: Annette

Año: 2021

País: Francia, México, Estados Unidos, Suiza, Bélgica, Japón y Alemania

Dirige: Leos Carax

Con: Adam Driver, Marion Cotillard y Simon Helberg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: