Reseña – La Vida Inmoral de la Pareja Ideal

La Vida Inmoral de la Pareja Ideal es el cuarto largometraje del mexicano Manolo Caro, quien hizo el salto del teatro al cine en el 2013 y desde entonces nos ha traído una película al año. La influencia de Pedro Almodóvar en la filmografía del director ha sido evidente desde su primer trabajo No Se Si Cortarme Las Venas o Dejármelas Largas: el manejo del drama y la comedia en sus guiones, el intercambio de diálogo entre sus actores, las secuencias musicales y el uso de colores. Caro ha apostado por hacer un cine comercial en México y le ha funcionado bien, reuniendo a estrellas del mundo fílmico nacional con celebridades de televisión. En La Vida Inmoral de la Pareja Ideal, el realizador busca deslindarse un poco más de sus raíces teatrales para adentrarse en las posibilidades del universo cinematográfico, aunque en el intento nos ofrece el trabajo menos atractivo de su corta carrera en el cine mexicano.

Cecilia Suárez y Manuel García-Rulfo son los protagonistas de esta comedia-drama e interpretan a Martina y Lucio, quienes casualmente se re-encuentran en la ciudad de San Miguel de Allende en el estado de Guanajuato después de casi 25 años de no verse. Lo que no sabemos aún, pero que poco a poco vamos conociendo a manera de flashbacks, es que la pareja vivió un tórrido romance a principios de los años noventa cuando ambos cursaban la preparatoria. Sorprendidos por tan inesperado encuentro, Martina y Lucio se inventan una vida de aparente felicidad, aunque en el fondo saben que son como los caballos de mar: almas gemelas e inseparables.

A su favor, La Vida Inmoral de la Pareja Ideal tiene uno de los mejores soundtracks del cine mexicano que reúne grandes éxitos del rock latinoamericano de los años ochenta y noventa. Bandas como Soda Stereo, Caifanes y Duncan Dhu engalanan la pantalla con sus melodías en secuencias clave de la historia. El director logra crear momentos musicales casi perfectos que evocan gran nostalgia por aquella década, especialmente el montaje en el que utiliza la canción Estrechez de Corazón del grupo chileno Los Prisioneros. Incluso la adición del hit de pop Amarillo Azul de Thalía resulta todo un deleita para quienes crecimos en esos años. La parte de la historia que se sitúa en el pasado sobresale más que su contraparte ubicada en el presente, y nos hubiera gustado pasar un poco más de tiempo en ella. A pesar de que tiene uno que otro error (por ejemplo, en una escena se puede ver un recorte de la cinta Empire Records que salió hasta 1995), el resto del diseño de producción y vestuarios están acorde a la época.

Desafortunadamente no podemos decir lo mismo de la otra parte de la película. Primeramente, las locaciones en San Miguel de Allende se sienten demasiado desaprovechadas. La historia bien pudo haberse situado en cualquier otro lugar de México y nada hubiera cambiado. Siendo una ciudad tan mágica y llena de cultura, la cinta perdió la oportunidad de involucrarla más dentro de su historia, y convertirla en un personaje y un cómplice más. Las actuaciones son demasiado irregulares y el elenco anda en distintas frecuencias. Por un lado tenemos a Cecilia Suárez, mucho más mesurada que cuando hizo mancuerna con el director en Elvira, Te Daría Mi Vida Pero la Estoy Usando, y a Manuel García-Rulfo quienes hacen un trabajo decoroso. En el otro lado del espectro tenemos actuaciones exageradas con personajes que rayan en la absoluta caricatura, cortesía de Andrés Almeida, Mariana Treviño y principalmente Paz Vega, en un intento fallido de evocar al cine almodovariano (Muy similar a la inclusión de Rossy de Palma en dos de los filmes anteriores de Caro).

La Vida Inmoral de la Pareja Ideal tiene un arranque muy prometedor, y es sin duda el proyecto fímico de Manolo Caro que mejor sabe aprovechar las posibilidades que brinda el lenguaje cinematográfico. Sin embargo, fuera de un par de secuencias memorables, la historia va perdiendo su rumbo poco a poco, desde la sub-trama con Eréndira Ibarra que no viene a colación, hasta rematar con la peor escena de la película: una cena que reúne al elenco y en la cuál las verdades salen a la luz. Una secuencia bien intencionada en la que nada funciona: la dirección, las actuaciones, los diálogos, el numerito musical y las peleas. Todo se sale de control y con ello, la película cae en picada. A final de cuentas, tanto enredo y tanto lío acaba en nada: un trabajo que se ve bonito y que ésta realizado con calidad, pero carente de substancia. La Vida Inmoral de la Pareja Ideal viene a quitarle el título a Elvira, Te Daría Mi Vida Pero la Estoy Usando como nuestra película menos favorita de Manolo Caro. Esperemos que el realizador logre reivindicarse con su próximo proyecto: la serie de televisión para Netflix que vuelve a reunirlo con su musa Cecilia Suárez, y que nos traerá el esperado regreso de la gran diva de la televisión Verónica Castro.

La Vida Inmoral de la Pareja Ideal se encuentra disponible a través de Netflix en México, así como a la venta y renta en formato físico y digital. Aún no hay fecha de estreno en Estados Unidos, pero lo más probable es que llegará a Netflix en unos meses.

Calificación: * 1/2

Título original: La Vida Inmoral de la Pareja Ideal

Año: 2016

País: México

Dirige: Manolo Caro

Con: Cecilia Suárez, Manuel García-Rulfo, Mariana Treviño, Paz Vega, Juan Pablo Medina, Ximena Romo y Sebastián Aguirre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s