Reseña – Amanda Knox

La compañía de streaming Netflix no sólo se ha convertido en la plataforma clave para proyectos televisivos arriesgados e innovadores. Poco a poco ha ido ganándose también el prestigio del público y de los críticos en cuestión de trabajos documentales, tanto seriados como largometrajes. Este año, Netflix ha ido con todo en la producción de este tipo de filmes, con el claro objetivo de cristalizar su sueño de ganar un premio Oscar. El año pasado, la compañía logró colocar dos de sus documentales dentro de los cinco largometrajes en competencia, y este año, Amanda Knox es una de sus cartas fuertes.

Dirigido por Rod Blackhurst y Brian McGinn, Amanda Knox es un documental que gira en torno al controversial caso de la jovencita originaria de Seattle que enfrentó un largo proceso judicial en Italia al ser adjudicada como cómplice del asesinato de una chica inglesa. Para quienes no estén muy familiarizados con el asunto, se los resumimos brevemente: en el 2007, Amanda viaja a la ciudad italiana de Perugia como parte de un intercambio estudiantil universitario. Unos meses más tarde, la chica se convierte en la principal sospechosa de un crimen que se convirtió en todo un circo mediático: su compañera de apartamento murió asesinada en su habitación y las versiones de Amanda y su entonces novio, el italiano Raffaele Sollecito, estuvieron llenas de contradicciones. La chica purgó una condena de varios años en territorio italiano, para posteriormente ser absuelta por las autoridades y regresar a casa.

El documental arranca con Knox haciéndole una pregunta a la audiencia sobre si creemos que ella es culpable o inocente. Al final del documental de hora y media de duración, uno sigue con la misma interrogante y es que la cinta, a pesar de presentarnos los hechos y las diferentes versiones de Knox, Sollecito, el investigador principal del caso en Italia, y un reportero que estuvo cubriendo los hechos al margen, nos deja sin una respuesta clara. Por una parte, el documental explora la falta de experiencia de la policía italiana en cuanto al manejo de evidencia se refiere, la cual termina convirtiéndose en factor decisivo en la absolución de la norteamericana. Asimismo, éste también expone el trabajo periodístico tan grotesco y sensacionalista que se generó a raíz del caso, y que solamente es justificable gracias a los consumidores que buscan más morbo y amarillismo en sus noticias.

A pesar de que el documental intenta justificar la contaminación de evidencia y demostrar el rol tan degenerado de los medios de comunicación, una serie de preguntas quedan al aire sobre el actuar de la jovencita ante los terribles hechos. Aquí cualquiera de los dos versiones terminan siendo válidas: Amanda Knox es inocente y fue víctima de un sucio juego de las autoridades que quisieron probarle al mundo entero que eran capaces de atrapar al responsable, o la chica en realidad es culpable y estamos ante una persona con serios trastornos que es capaz de mentir a la cámara y hacernos sentir compasión por ella. Sea cual sea el caso, Amanda Knox es un documental que intrigará a aquellos que no conozcan a detalle lo sucedido, pero que seguramente decepcionará un poco a quienes siguieron el desarrollo de la noticia y buscaban encontrar más respuestas – o ver algo inédito – en este trabajo documental. Aún con ello, como propuesta fílmica, es un documental bien realizado.

Amanda Knox se encuentra disponible en todo el mundo a través de la plataforma de streaming Netflix.

Calificación: ***

Título original: Amanda Knox

Año: 2016

País: Estados Unidos, Dinamarca

Dirigen: Rod Blackhurst y Brian McGinn

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s