verano 2016

Recap: Temporada de cine verano 2016

El fin de semana pasado terminó oficialmente la temporada de verano en los cines de Estados Unidos y no nos queda más que decirle adiós a uno de los veranos más desabridos de los últimos años. Ya para estas alturas habrán escuchado en repetidas ocasiones que el verano del 2016 fue una de las peores temporadas en la historia, no solo en cuestión de taquilla, sino también en la calidad de las cintas que Hollywood nos ofreció durante los últimos tres meses. La llamada “secuelitis” fue un término muy utilizado por muchos ante la gran ola de secuelas, remakes y reboots que acapararon las marquesinas de los grandes exhibidores, así como también al gran número de películas de superhéroes que parecieran estar cortadas por la misma tijera, y que terminaron por causar fatiga en los espectadores – especialmente el público juvenil, el cuál según Hollywood, es el motor de la industria . Obviamente, la calidad de los productos pareciera no importarle a los grandes estudios, siempre y cuando éstos tengan un gran desempeño en taquilla (ahora a nivel internacional, ya no solo en los Estados Unidos) y rindan jugosas ganancias. Sin embargo, en esta ocasión las cosas no fueron así, por lo que esperamos que los focos rojos ya se hayan encendido en varias productoras y distribuidoras, y que éstas comiencen a hacer algo al respecto por respeto a la audiencia. El verano del 2016 fue uno de más descalabros que de éxitos, por lo que aquí les traemos un breve recap de lo sucedido.

Los grandes éxitos taquilleros

Disney logró colocar dos de sus películas como las más exitosas del verano: la primera apoyada en los estudios Pixar (y la secuela de una de sus historias más populares), y la segunda una producción de Marvel que reunió a un gran número de personajes de este universo de superhéroes. Con más de 483 millones de dólares en la taquilla norteamericana, Finding Dory nadó hasta la cima para convertirse en la película número uno del año y del verano. Superando por más de 100 millones a su antecesora, Finding Dory reunió a niños, jóvenes y adultos junto a estos simpáticos y entrañables personajes. Captain America: Civil War, estrenada en la primer semana del verano, tomó ventaja de su fecha de estreno acumulando más de 408 millones de dólares y colocando a Disney-Marvel como los favoritos del público cuando de cine de superhéroes se trata.

Otro par de películas de los mismos géneros tuvo un sólido desempeño en taquilla este verano: Universal y los estudios de animación Illumination se anotaron otro hit con The Secret Life of Pets, la cual terminará rebasando la taquilla de las dos entregas de Despicable Me y el spin-off de los Minions. Suicide Squad fue la gran apuesta de Warner Bros y DC Comics para este verano, y aunque no logró vencer a Iron Man y compañía, la cinta derrotó las malas críticas para recaudar 300 millones de dólares. No obstante, estará difícil que sobrepase la taquilla doméstica que Batman v Superman: Dawn of Justice alcanzó justo a principios de este año.

Los verdaderos éxitos del verano

Ahora hablemos de los verdaderos éxitos de la temporada. Aquellas producciones de bajo presupuesto y pocos dólares de mercadotecnia que lograron utilizar los recursos disponibles a través de redes sociales para conectar con su target audience, y convertirse en duraderos trancazos taquilleros. Bad Moms, una comedia protagonizada por Mila Kunis y Kristen Bell fue programada como opción alterna para los altos niveles de testosterona en cartelera y la estrategia realmente funcionó. La cinta conectó con el público femenino y hasta la fecha, la producción de 20 millones de dólares ha recaudado más de 104 y aún contando. Seth Rogen y compañía nos recetaron un viaje alucinado, vulgar e irreverente en la comedia animada Sausage Party, la cuál lleva más de 90 millones de dólares en taquilla con un presupuesto de tan solo 19. Tres películas de terror hicieron trizas a la competencia y se coronaron como verdaderos hits. Nos referimos a Lights Out, la recién estrenada Don´t Breathe y el filme de tiburones con Blake Lively titulado The Shallows. El word of mouth de estas tres cintas estuvo por los cielos, y apoyándose de las redes sociales, los jóvenes abarrotaron los complejos de cine. Estas películas hicieron más dólares en taquilla que varias de las mega-producciones del verano, y por ende, generaron mejores ganancias. Asimismo, se convirtieron en las películas más comentadas (y relevantes) de este verano.

Los flops y descalabros

La lista de películas que nos decepcionaron este verano es extensa, pero hay varias que se llevan las palmas. Independence Day: Resurgence venía con todo: no solo era una de las películas más esperadas del 2016, se trataba de la secuela de una de las películas más memorables de los años noventa y uno de los más grandes éxitos de taquilla. El resultado final fue tan malo que la cinta de ciencia ficción apenas logró rebasar los 100 millones de dólares en la taquilla doméstica, a pesar de haber tenido un costo de más de 165 millones. Pese a haber tenido dos de las películas más taquilleras del verano, los estudios Disney también nos trajeron dos lamentables flops: el primero fue Alice Through the Looking Glass, una secuela de la versión live-action de su clásico Alice in Wonderland aunque en esta ocasión sin Tim Burton. Con un costo de 170 millones de dólares, la película apenas alcanzó los 77 millones en boletos vendidos y sumó otro fracaso más a la filmografía del actor Johnny Depp. El otro descalabro vino de manos de Steven Spielberg (sorpresivamente) cuyo proyecto infantil The BFG no logró despertar el interés del público y tan solo acumuló 54 millones de dólares, a pesar de haber costado 140 millones.

Warcraft fue un sonado flop en los Estados Unidos. La cinta basada en el popular videojuego llegó con un precio de 160 millones y solamente logró hacer 47 en Norteamérica. Sin embargo, la película fue un rotundo éxito en China donde recaudó más de 220 millones de dólares, así que las cosas no terminaron saliendo tan mal para Universal y probablemente veamos una secuela en puerta próximamente. Finalmente tenemos a Ben-Hur, el remake del clásico del cine que costó más de 100 millones de dólares pero que, a la fecha, lleva tan solo 24 millones y no creemos que logre sobrepasar los 30-35 al final de su exhibición en cines.

Las (inesperadas) sorpresas del verano

Las sorpresas son aquellas películas que en abril no dábamos ni dos cacahuates por ellas, pero que de alguna forma lograron encontrar su público y terminaron desempeñándose mejor de lo que esperábamos. Entre ellas se encuentran Central Intelligence con The Rock y Kevin Hart, una comedia de acción que ha recaudado más de 127 millones de dólares, The Legend of Tarzan, la cuál creíamos que no iba a hacer más de 30 millones en total y terminó con 126 millones. Y finalmente los Angry Birds, quienes llegaron al cine años después de la euforia por este juego electrónico, y aún así acumularon más de 107 millones.

Los éxitos indie

Ante la gran ola de mega producciones, las películas independientes tuvieron una mala racha este verano y muchas de ellas, a pesar de ser cintas con grandes historias y con demasiado potencial comercial (Hunt for the Wilderpeople, Captain Fantastic por nombrar solo algunas) no pudieron tener el mismo impacto que las películas respaldadas por un gran estudio, exhibiéndose en tres o cuatro salas del mismo complejo cinematográfico. Entre los notables hits indies se encuentra el western Hell or High Water, el cual ha aprovechado el vacío de buenas películas en las últimas semanas de agosto y principios de septiembre para catapultarse a un mercado comercial. Con 16 millones de dólares hasta el momento, este modesto éxito de Lionsgate continuará con mucho gas en las próximas semanas. Amazon Studios se lanzó al ruedo de la distribución fílmica este verano, en partnership con otras compañías como Open Road, Broad Green Pictures, Lionsgate y Roadside Attractions. Dos de sus propuestas, Love and Friendship y Café Society, tuvieron un buen desempeño, mientras que cintas como The Neon Demon y Gleason no corrieron con la misma suerte. Café Society ha recaudado más de 10 millones, superando los últimos dos proyectos del incansable director norteamericano Woody Allen. Finalmente A24 se anotó un éxito este verano con el lanzamiento de la comedia de humor negro The Lobster. A pesar de haber sufrido varios contratiempos en su estreno en cines en los Estados Unidos (la película iba a ser distribuida por Alchemy inicialmente, pero luego la compañía tuvo problemas financieros y A24 terminó comprándola), el filme protagonizado por Rachel Weisz y Colin Farrell se convirtió en counter-programming para jóvenes y adultos en busca de cine con más sustancia.

Ahora bien, con el verano atrás es hora de ver hacia adelante y empezar a platicar de las películas más esperadas de la próxima temporada: otoño-invierno 2016, también conocida como la mismísima temporada de premios. Pero para ello, dedicaremos otro post especial en el blog para ahondar en más detalles y compartir con ustedes las películas que no deberán perder de vista en los próximos meses.

0 comments on “Recap: Temporada de cine verano 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: