reseñas

Reseña – Kimi (Alguien Está Escuchando)

El aislamiento, la incertidumbre y la desinformación durante la pandemia han provocado que vivamos en un constante estado de miedo. Nos hemos vuelto más desconfiados y precavidos – incluso, a veces, rayando en lo obsesivo. El pánico a reunirnos en lugares concurridos ha ocasionado que la mayoría de nuestras interacciones diarias ocurran detrás de una pantalla. La tecnología ha sido nuestra gran salvación, convirtiéndose en algo imprescindible en esta nueva normalidad. ¿Qué sería de uno sin las llamadas por Zoom, las casi instantáneas entregas a domicilio de Amazon Prime, o las horas de entretenimiento ininterrumpido a través de plataformas de streaming como Netflix? Sin embargo, el principal objetivo de muchos de estos productos y servicios va más allá de brindarnos comodidad o esparcimiento en tiempos difíciles. La información del usuario es, hoy en día, una de las divisas más importantes del mundo, y el grado con el que las corporaciones explotan dichos datos confidenciales se esconde en las letras más pequeñas de los términos de uso que nadie suele prestar atención.

En Kimi (Alguien Está Escuchando), el venerado realizador norteamericano Steven Soderbergh nos lleva a cuestionar el verdadero terror de nuestros tiempos. Uno que traza inteligentemente a través de un frenético y claustrofóbico thriller, al situarlo en una sociedad que clama por sus libertades ante la forma en que el gobierno ha intentado controlar la propagación del novel coronavirus, mientras consiente que sus datos personales sean vendidos al mejor postor con tal de presumirle a sus amigos la foto más reciente de su almuerzo. El villano de la historia es Amygdala, una start-up de tecnología lista para ingresar al mercado bursátil gracias a la popularidad de su producto estrella – el Kimi del título – un asistente personal activado por voz capaz de encender o apagar las luces de la casa, o reproducir las nuevas melodías de Taylor Swift.

Angela Childs (Zoë Kravitz) trabaja remotamente desde su apartamento en el centro de Seattle para la prometedora compañía, liderada por Bradley Hasling (Derek DelGaudio). Cada día, la joven se encarga de revisar una serie de conversaciones anónimas entre usuarios y sus dispositivos para mejorar la calidad de las respuestas de Kimi y lograr que las interacciones sean más humanas. De vez en cuando, ésta se toma un breve receso para flirtear con su vecino Terry, charlar por videollamada con su madre, o consultar de forma virtual con los médicos que atienden su trastorno de ansiedad. El encierro por la pandemia ha repercutido en su estado emocional, al grado que su agorafobia le impide salir de casa aunque sea para comprar comida.

Tras examinar una misteriosa grabación, Angela está convencida que la vida de una mujer corre peligro. De inmediato, la protagonista alerta a su superior, quien hace caso omiso a su petición. Con la ayuda de uno de sus compañeros de trabajo, ésta va armando las piezas de un peligroso rompecabezas que involucra a los más altos ejecutivos de la empresa. Ante el interminable proceso burocrático para establecer una denuncia formal, y con el tiempo en su contra, la joven deberá vencer sus miedos de una vez por todas para salir de casa y recorrer las calles de la ciudad en busca de ayuda.

Kravitz hace una labor formidable como la chica de cabellera azul dispuesta a hallar justicia por cuenta propia mientras enfrenta sus propios demonios. Sin embargo, es el lente de Soderbergh el que consigue envolvernos en una vertiginosa atmósfera de suspenso, transmitiéndonos el pánico y la angustia del personaje principal a través del agitado movimiento de cámara. Un thriller que exhibe uno de los verdaderos miedos de la actualidad: lo fácil que es vigilar y rastrear a alguien con toda la información personal que uno ha compartido en Internet, o que ha sido comprada (o robada) por terceros a organizaciones e instituciones gubernamentales.

Aunque la cinta flaquea en su tercer y último acto, uno en el que el director pareciera rendir tributo a Home Alone (con todo y Devin Ratray, actor del clásico navideño, interpretando a un personaje que casualmente se llama Kevin), Kimi es un electrizante y espeluznante filme moderno de suspenso que utiliza el actual clima de miedo como escenario perfecto para desarrollar una historia simple pero sumamente efectiva sobre otro tipo de virus que ha ido propagándose silenciosamente por todo el mundo en los últimos años. Uno que, en efecto, podría arrebatarnos todas nuestras libertades mientras desvía nuestra atención del legítimo problema que debemos solucionar.

Kimi está disponible en línea a través de HBO Max a partir del 10 de febrero del 2022.

Título original: Kimi (Alguien Está Escuchando)

Año: 2022

País: Estados Unidos

Dirige: Steven Soderbergh

Con: Zoë Kravitz, Derek DelGaudio, Byron Bowers, Jaime Camil y Rita Wilson

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: