featured reseñas

Reseña – Hamilton

Hamilton, el sensacional espectáculo de Broadway, llega directo a casa este fin de semana a través de la plataforma digital de los estudios Walt Disney, Disney+, en una fecha que no podía estar mas ad hoc con los sucesos narrados en el exitoso musical. Inicialmente programada para estrenarse en cines en octubre del próximo año, Disney aprovechó el cierre de los complejos cinematográficos y la falta de grandes espectáculos este verano para adelantar el lanzamiento de la obra ganadora de 11 premios Tony y, de paso, incrementar las suscripciones a su exclusivo servicio de streaming. A diferencia de otras puestas en escena llevadas al cine en años recientes, Hamilton no es una adaptación cinematográfica como lo fueron Les Misérables en el 2012 o Cats en el 2019. Se trata de una grabación realizada en el escenario del teatro Richard Rodgers en la ciudad de Nueva York en el 2016, la cual cuenta con la participación del elenco original del espectáculo musical, y cuyos derechos de distribución fueron adquiridos por la casa del ratón por la nada módica cantidad de 75 millones de dólares.

A través de sus melodías y versos fuertemente inspirados por ritmos de hip hop, Hamilton es una ópera que nos transporta hasta finales del siglo 18 durante el surgimiento de los Estados Unidos como una nación soberana e independiente de la corona inglesa. La historia gira en torno a la vida de una de las figuras claves de dicho movimiento revolucionario, Alexander Hamilton, uno de los llamados padres fundadores del país. Cuando uno lee o escucha pasajes sobre la Independencia de la Unión Americana, los nombres de George Washington, Benjamin Franklin, Thomas Jefferson y John Adams aparecen con gran prominencia. Mientras que Hamilton, quien tuvo un rol fundamental en la creación del sistema bancario de la nación, suele ser una figura olvidada o poco reconocida en dichos relatos. Un inmigrante con grandes ideales que llegó a convertirse en el primer Secretario de Tesorería de los Estados Unidos.

Más de treinta piezas musicales, divididas en dos actos que suman casi 3 horas de duración, componen esta extraordinaria puesta en escena. Un viaje a través de la historia de la nación norteamericana que nos lleva desde la llegada de Hamilton a la ciudad de Nueva York proveniente de la Isla Nieves, una colonia inglesa situada en el Mar Caribe, hasta su ascenso a la política estadounidense tras convertirse en la mano derecha de George Washington, el primer presidente de la recién formada república federal constitucional. Una obra que reconoce el importante legado de este individuo, sin colocarlo sobre un pedestal de idolatría. Al contrario, el texto, escrito por Lin-Manuel Miranda, humaniza la figura histórica de Hamilton al mostrarnos tanto sus virtudes como sus defectos, y es eso lo que precisamente la distingue de inmediato del resto de historias del mismo tipo.

Hay tanto por discutir sobre Hamilton como parte importante en el proceso de re-escribir la historia de los Estados Unidos, algo que resuena con gran potencia ante el actual clima político y social de un país que clama por justicia y equidad racial. El hecho de que un reparto conformado principalmente por intérpretes afro-americanos y de origen latino de vida a los padres fundadores, todos ellos de raza blanca, apunta correctamente y abre espacio a tal diálogo. Para hablar sobre el nacimiento de los Estados Unidos como república soberana es necesario reconocer el trabajo y el rol de las comunidades afro-americanas e inmigrantes que construyeron las bases que sostienen a la nación. Al utilizar la figura olvidada de Alexander Hamilton, un inmigrante, como eje central de la obra, es también una manera de admitir las omisiones que plagan a la historia del país, para así poder enaltecer la labor de quienes realmente sacrificaron sus vidas en pro de la creación de un nuevo y mejor mundo.

Aunque obviamente nada reemplaza la experiencia de presenciar el espectáculo musical en vivo, el trabajo realizado por el director Thomas Kail (Fosse/Verdon) es formidable. Hay varios momentos cinemáticos, ayudados por el dinamismo del escenario, que nos envuelven por completo en sus elaborados y excelentemente ejecutados números musicales. El desempeño del conjunto actoral es simplemente perfecto, y su conexión emocional con el material es más que palpable. Resulta grato observar varias caras conocidas, y disfrutar de las interpretaciones que los catapultaron al estrellato en Hollywood, desde Lin-Manuel Mirada, hasta Anthony Ramos, Leslie Odom Jr. y Daveed Diggs. Este último, por cierto, excelso en su doble actuación como Lafayette y Jefferson. Puntos extras también para Jonathan Groff, cuya rendición de King George es hilarante.

A pesar de ser una obra teatral estrenada hace más de cinco años, el mensaje de Hamilton continúa siendo vigente, quizá ahora mucho más oportuno y urgente que antes. Tal y como indica el número musical final de la historia, Who Lives, Who Dies, Who Tells Your Story, cada uno de nosotros tenemos la oportunidad y la obligación de cuestionar el pasado, de reconocer a las figuras que merecen ser recordadas por sus contribuciones, y sobretodo, de continuar luchando por forjar una nación que responda a sus ideales de libertad, justicia e igualdad. Hamilton es un fastuoso espectáculo que más allá de sus versos y rimas, de sus pegajosos ritmos, y de su extraordinario diseño de producción y vestuario, nos invita a re-escribir la historia en un momento clave del país.

Calificación: ****

Título original: Hamilton

Año: 2020

País: Estados Unidos

Dirige: Thomas Kail

Con: Lin-Manuel Miranda, Daveed Diggs, Phillipa Soo, Leslie Odom Jr., Anthony Ramos, Renée Elise Goldsberry y Jonathan Groff

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: