reseñas

Reseña – The Hand of God (Fue La Mano de Dios)

«El cine es una distracción de la realidad». Una frase supuestamente pronunciada por el aclamado director Federico Fellini, de acuerdo a Paolo Sorrentino, la cual describe a la perfección gran parte del repertorio fílmico de este último. Siguiendo las sabias palabras de su ídolo, el realizador italiano ha sabido cautivarnos en más de una ocasión con su característico estilo surrealista y etéreo. Tanto en la ganadora del premio Oscar The Great Beauty, como en Youth, éste nos ha ofrecido elegantes secuencias que constantemente cuestionan los límites entre lo real y lo fantástico, sumergiéndonos en historias entrañables y complejas que permiten desconectarnos del exterior y olvidarnos – aunque sea por un par de horas – de nuestras preocupaciones diarias.

No obstante, en The Hand of God (Fue La Mano de Dios), las cosas son distintas. Una obra sumamente personal y catártica en la que el cine se convierte en un espejo de la realidad. Una historia coming of age de corte autobiográfico que lleva al director a su natal Nápoles para enfrentar de cara a los fantasmas de su pasado. Un acto de liberación y purificación que al mismo tiempo rinde tributo a su familia y a sus musas, pero, sobre todo, a la persona a quien le debe su vida: el futbolista Diego Maradona.

La cinta gira en torno a Fabietto (Filippo Scotti), el hijo menor de los Schisa. Un adolescente obsesionado con el fútbol que pasa sus días escuchando música en su walkman y conviviendo con los simpáticos integrantes de su familia. Como en todos los hogares, los problemas no pueden faltar. Su madre Maria acaba de descubrir las infidelidades de su esposo Saverio (Toni Servillo), su hermano Marchino no consigue despuntar su carrera profesional como actor, y su hermana se la vive todo el tiempo en el baño. Nada de ello no ha sido impedimento para que estos se mantengan unidos, ya sea disfrutando de un chapuzón en las cálidas aguas del Mediterráneo, o recorriendo las calles de la ciudad a bordo de su pequeña motocicleta.

La felicidad del jovencito se ve empañada tras sufrir una inesperada pérdida que provoca una enorme fractura en sus lazos familiares. Una tragedia que cambia su vida por completo y que lo lanza directamente hacia un vacío de dudas existenciales. En busca de respuestas, el chico termina descubriendo en el cine un escaparate a sus contrariedades. Una fábrica de sueños que le permite canalizar sus penas y revivir las memorias de un pasado que solamente existe en su mente y su corazón. La esperanza de un futuro, el cual le debe al astro argentino del fútbol y al supuesto poder divino que éste posee.

Con una fotografía deslumbrante, The Hand of God nos muestra a un Sorrentino más mesurado, aunque fiel a su peculiar estilo cinematográfico. Desde sus primeros minutos, los cuales evocan a la clásica secuencia inicial de 8 1/2 de Fellini, hasta sus últimas escenas, el realizador juega con la percepción de lo real y lo imaginario, mostrándonos las creencias de su gente con misticismo y las costumbres de su familia con harto humor. Asimismo, al ir construyendo lentamente una historia episódica, éste nos permite observar el crecimiento emocional del personaje principal y conectar de forma íntima con sus conflictos. Parte importante de ello se debe también al excepcional trabajo del debutante Filippo Scotti, quien interpreta a Fabietto con naturalidad y precisión.

Aunque algunos momentos de la cinta son cruciales y necesarios para el proceso de catarsis del director, no todos consiguen producir la misma reacción emotiva. Varias imágenes resultan demasiado enigmáticas que además de distraer, terminan por restarle agilidad y fuerza al relato . Pese a ello, se agradece enormemente la valentía del realizador italiano por plasmar en The Hand of God un lado más personal y vulnerable, sin traicionar su estilo, y por utilizar este medio audiovisual para la realización de una obra que muestra la realidad, con sus altas y bajas, como una fuente de inspiración y entretenimiento.

The Hand of God (Fue La Mano De Dios) estará disponible en Netflix a partir del 15 de diciembre del 2021.

Título original: È Stata La Mano Di Dio (The Hand of God / Fue La Mano de Dios)

Año: 2021

País: Italia, Estados Unidos

Dirige: Paolo Sorrentino

Con: Filippo Scotti, Toni Servillo, Teresa Saponangelo, Marlon Joubert y Luisa Ranieri

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: