reseñas

Reseña – Nobody (Nadie)

Tras el ingreso de una pareja de ladrones a su domicilio en plena madrugada, la vida de Hutch Mansell (Bob Odenkirk), un hombre ordinario atrapado en el letargo de la rutina diaria, cambia súbitamente de la noche a la mañana. Dicho incidente despierta en el protagonista una furia que, por años, había logrado ocultar debajo de su aparente fachada de amabilidad y seriedad. Un incontrolable deseo de venganza que nace de su instinto básico por proteger lo más valioso que posee: su familia.

Sin embargo, una serie de eventos aleatorios que toman lugar durante su violenta jornada por saldar las cuentas pendientes con los responsables del allanamiento a su hogar, terminan convirtiéndolo en el principal objetivo de una peligrosa célula de la mafia rusa, al mando de Yulian Kuznetsov (Aleksey Serebryakov). Luego de descubrir la verdadera identidad de Hutch, así como los secretos de un pasado que ha mantenido en completo anonimato, el líder del grupo criminal no descansará hasta conseguir que el protagonista pague por los daños cometidos, desatando una sangrienta batalla sin tregua.

Odenkirk, conocido por su participación en la popular serie de televisión Better Call Saul, hace un trabajo formidable como el hombre de familia común y corriente con una insaciable sed de justicia en Nobody (Nadie), el segundo largometraje de Ilya Naishuller (Hardcore Henry). El realizador de origen ruso imprime su visionario estilo al típico relato de venganza que en años recientes ha sido popularizado por intérpretes de la talla de Liam Neeson. Y aunque el guion, a cargo de Derek Kolstad, escritor de la saga John Wick, visita los lugares que acostumbramos a ver en este tipo de historias, es la destreza técnica de Naishuller que consigue que el filme de acción se distinga de otras producciones del mismo corte.

Quizá Nobody no aporte algo sustancialmente nuevo a la fórmula del thriller de revancha, pero su extravagante estilo, aunado a la convicción de su actor protagónico, hacen de la película un divertido y alocado viaje teñido en sangre que desborda testosterona. Su tercer acto es una versión moderna, adulta y brutal de Home Alone, acompañada de un sinfín de disparos y explosiones, que si bien ofrece momentos de absoluta violencia gratuita, resulta en un espectáculo visual grotescamente entretenido y complaciente. Un filme que posiciona a Bob Odenkirk como el nuevo justiciero de edad mediana, y que enfila al director hacia las grandes ligas de Hollywood.

Calificación: ** 1/2

Título original: Nobody (Nadie)

Año: 2021

País: Estados Unidos

Dirige: Ilya Naishuller

Con: Bob Odenkirk, Connie Nielsen, Aleksey Serebryakov, Christopher Lloyd y RZA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: