documentales featured reseñas tiff 2020

Reseña – Fireball: Visitors from Darker Worlds – TIFF20

Desde el inicio de los tiempos, el hombre ha tenido una fascinación especial por los meteoritos. Fragmentos de cuerpos celestes provenientes del espacio que para muchas civilizaciones simbolizaban un mensaje divino. Bolas de fuego que al entrar por la atmósfera a gran velocidad iluminaban el cielo con su incandescente resplandor. En Fireball: Visitors from Darker Worlds, el aclamado director Werner Herzog hace mancuerna con Clive Oppenheimer, académico de la Universidad de Cambridge, para embarcarse por un viaje alrededor del mundo en busca de pistas que revelen el origen de estos objetos. Una reflexión sobre los misterios que guarda el espacio exterior, y sobre el lugar que ocupamos en la inmensidad del universo.

El documental arranca en la ciudad de Mérida en México durante la celebración del Día de Muertos. Ahí, un grupo de hombres realizan una demostración del tradicional juego de pelota maya. El balón arde en llamas, cual si fuera un meteorito. Herzog, quien funge como narrador con su peculiar estilo y sentido del humor, inmediatamente nos recuerda que fue en este mismo lugar donde se cree que cayó un enorme asteroide, el cual provocó la extinción de los dinosaurios que en ese entonces habitaban nuestro planeta. Millones de años más tarde, la civilización maya ocuparía dicho espacio con sus avanzados estudios astronómicos, rodeados de cenotes sagrados que, según expertos, son los últimos vestigios de aquel catastrófico impacto meteórico.

Fireball: Visitors from Darker Worlds examina la conexión casi mística que existe entre estos objetos provenientes del espacio y las comunidades donde estos han caído. Enormes cráteres son captados por el lente del realizador, plasmando la majestuosidad de dichos lugares donde se percibe un ambiente sacro. Escuchamos las entrevistas de Oppenheimer a individuos que han dedicado su vida entera al estudio de estas fascinantes partículas, cuya composición molecular apunta hacia materiales que no existen en nuestro planeta y que han cruzado la galaxia, quizá por cientos de millones de años, hasta llegar a sus manos. Una casualidad que los motiva a continuar con su arduo trabajo de descubrimiento e investigación.

Aunque visualmente arrebatadora, Fireball: Visitors from Darker Worlds termina sintiéndose un poco difusa en cuestión narrativa. Es, más que nada, una colección de paisajes e historias que contemplan sobre la inexplicable comunión entre lo espiritual y lo terrenal que existe en ciertas partes del mundo. Desde las gélidas panorámicas de Antártida hasta el atardecer en la isla remota de Mer, Herzog y Oppenheimer nos muestran la ponderación del humano sobre su existencia dentro de un vasto y desconocido universo. Los meteoritos como fragmentos de un pasado que abren un portal de comunicación hacia el más allá. El contacto con los ancestros y con los misterios de un cosmos al que siempre miramos en busca de respuestas.

Calificación: ***

Título original: Fireball: Visitors from Darker Worlds

Año: 2020

País: Estados Unidos

Dirige: Werner Herzog y Clive Oppenheimer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: