featured oscar 2019

Rumbo al Oscar 2019: Roma vs. Green Book… ¿vs. Bohemian Rhapsody?

Muchas cosas pueden suceder en las últimas dos semanas antes de la entrega número 91 de los premios de la Academia, a efectuarse el próximo domingo 24 de febrero en el Teatro Dolby en la ciudad de Los Angeles. El día de mañana arrancan las votaciones en las veinticuatro categorías en contienda. Es una lástima que no veremos los resultados de todas ellas en vivo, como es la tradición, durante la transmisión por televisión de los premios Oscar.

Para quienes no hayan escuchado las noticias del día de hoy, la Academia dio a conocer que cuatro categorías no serán presentadas en vivo durante la ceremonia, sino que éstas serán entregadas durante los cortes comerciales y los discursos de los ganadores serán sintetizados con el objetivo de ofrecer una transmisión de menos de 3 horas de duración. Las cuatro categorías seleccionadas este año fueron Mejor Fotografía, Mejor Edición, Mejor Maquillaje y Peinado y Mejor Cortometraje Ficción. De acuerdo con la Academia, se espera que cada año sean otras categorías las que ocupen este lugar durante los cortes comerciales.

Este ha sido uno de los múltiples errores y tropiezos que ha tenido la Academia este año, y quizás uno de los más graves, ya que es una tremenda falta de respeto para los nominados y ganadores. Todo ha sido resultado de la exigencia de la cadena de televisión ABC, quien busca elevar los ratings de la ceremonia a toda costa, sin importar la tradición y el reconocimiento de aquellos que han esperado años por ese gran momento de orgullo. Desde el anuncio de la nueva categoría “Mejor Película Popular”, hasta la falta de anfitrión, la decisión de eliminar tres de los cinco números musicales nominados, y el romper con la tradición de que los actores y actrices que ganaron el Oscar el año pasado entreguen los premios de este año a sus compañeros, todo ha sido una constante metida de pata. La Academia ha recapacitado y remediado casi todas sus decisiones erróneas, pero aún falta ver si terminarán retractándose del plan de eliminar algunos segmentos ganadores de la transmisión en vivo.

Una serie de eventos han ido cambiando el rumbo de la carrera rumbo al Oscar 2019 desde el anuncio de las nominaciones, y ¿saben una cosa? a dos semanas de la premiación aún es imposible predecir con certeza quienes son los favoritos en la mayoría de las categorías principales, incluyendo Mejor Película. Los cinco precursores que normalmente indican el rumbo de la carrera han estado en total desacuerdo. Echemos un breve vistazo:

PGA (Producers Guild Award) – Green Book

DGA (Directors Guild Award) – Roma

SAG (Screen Actors Guild) – Black Panther

BAFTA – Roma

ACE Eddie Awards – Bohemian Rhapsody

Mientras los directores y la Academia inglesa apoyan a Roma, los productores prefirieron reconocer a Green Book, y los editores a Bohemian Rhapsody. Los actores, quienes conforman el comité más numeroso de la Academia se fue por Black Panther. ¿Será que Marvel y Disney – quien también es dueño de la cadena ABC – esté preparándose para el triunfo de la primera película de superhéroes en llevarse el máximo reconocimiento de Hollywood?

La idea suena descabellada, pero es completamente plausible si nos dejamos llevar por las estadísticas previas del SAG. Sin embargo, esta carrera está cerrándose entre dos cintas: Roma y Green Book, con Bohemian Rhapsody muy de cerca, pisándoles los talones.

La controversia detrás de Green Book ha disminuido en semanas recientes. A eso hay que sumarle que de todas las candidatas a Mejor Película, ésta ha sido la única que se ha mantenido en el top 10 de taquilla, aumentando su recaudación a más de 60 millones de dólares al cierre de esta edición. Green Book sigue fielmente los pasos de la vieja escuela de Hollywood, y eso definitivamente ayudará a que tenga peso entre los votantes.

A pesar de ser la favorita de la crítica, Roma tiene varios factores jugando en su contra. Primero: es una película de Netflix, una compañía cuya estrategia se opone rotundamente a la tradición de la industria cinematográfica. ¿Querrá la Academia premiar a alguien que en los últimos años se ha encargado de quebrantar el sistema? Asimismo, es una película en otro idioma. En sus más de nueve décadas de existencia, los premios Oscar solamente han reconocido filmes silentes o hablados en inglés. Elegir a Roma ayudaría a la Academia en su campaña por abrazar la diversidad, pero podría ir en contra de lo que la ABC quiere: atraer a un mayor número televidentes en los Estados Unidos.

La tercera película en discordia es Bohemian Rhapsody, la cuál ha logrado mantenerse exitosamente en cartelera durante 15 semanas, recaudando más de 210 millones de dólares en Norteamérica, y casi 850 a nivel internacional. Estos son números solamente vistos en cintas de acción y ciencia ficción, por lo que habla del fuerte impacto mundial de la producción y el amor del público hacia la música de Mercury y la banda Queen. Con el posible triunfo de Rami Malek, edición y maquillaje, existe un escenario en el cuál Bohemian Rhapsody podría llevarse a casa un total de cuatro premios.

Las dos carreras más seguras son las de Mejor Director para Alfonso Cuarón y Mejor Actor de Reparto para Mahershala Ali por su interpretación en Green Book. Ambos tienen el triunfo sellado, y quizá el único que pudiera darle competencia a Cuarón es Spike Lee, pero a estas alturas del partido realmente lo dudamos.

Mejor Actriz de Reparto pareciera estar beneficiando a Regina King por su trabajo en If Beale Street Could Talk, a pesar de no haber recibido el reconocimiento de sus compañeros en los SAGs. El triunfo de Rachel Weisz en los BAFTA pudiera significar un mayor número de votos para la co-protagonista de The Favourite. Habrá que observar con detalle hacia donde se inclina la balanza en estos próximos días.

Aunque hace unas semanas creíamos que Glenn Close sería invencible en la categoría a Mejor Actriz, la veterana actriz tendrá fuerte competencia de parte de Olivia Colman por The Favourite. Colman ganó el Golden Globe y también el premio BAFTA, y su actuación es mucho más extravagante que la de Close en The Wife.

La carrera más impredecible, después de Mejor Película, es la de Mejor Actor. Hasta hace unos días parecía que tendríamos un duelo entre Rami Malek por Bohemian Rhapsody y Christian Bale por Vice, con el primero sacando un ligera ventaja. Sin embargo, la última semana ha habido una dura campaña a favor de Bradley Cooper, quien aparentemente se encuentra avergonzado al no haber alcanzado una nominación a Mejor Director por su ópera prima A Star is Born. Esta campaña nos recuerda mucho a Ben Affleck con Argo, la cual finalmente le valió el Oscar a Mejor Película. Existe la posibilidad que Cooper obtenga el reconocimiento a Mejor Actor debido al trabajo que también realizó detrás de la cámara.

Continuaremos con nuestro análisis la próxima semana, para posteriormente compartir nuestras predicciones el día previo a la entrega de premios.

0 comments on “Rumbo al Oscar 2019: Roma vs. Green Book… ¿vs. Bohemian Rhapsody?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: