reseñas

Reseña – Hostiles

Desde sus inicios como nación, la brutalidad y el derramamiento de sangre han sido constantes en la formación de la sociedad de los Estados Unidos. Es por ello que muchas veces, para entender a fondo las problemáticas que actualmente aquejan al país, basta echar un breve vistazo a su historia. En su cuarto largometraje como director, Scott Cooper (Black Mass, Crazy Heart) nos adentra hasta terrenos salvajes y hostiles para mostrarnos cómo la violencia desenfrenada y el racismo tienen sus raíces desde hace más de cien años.

Hostiles nos transporta hasta el viejo oeste de finales del siglo 19 para introducirnos al capitán Joseph Blocker (Christian Bale), un hombre que se ha ganado el respeto de sus compañeros gracias a su rudeza y tenacidad. A punto de retirarse, el militar es encomendado con una última misión: transportar y salvaguardar a un moribundo jefe indio y a su familia, provenientes de la tribu Cheyenne, desde Nuevo México hasta su natal Montana. En un principio, Joseph se opone a acatar la orden proveniente del mismísimo presidente de los Estados Unidos, ya que ésta va en contra de sus ideologías. Por años, el hombre y sus subordinados se han encargado de asesinar y encarcelar a cientos de indígenas, despojándolos de sus tierras y pertenencias.

Sin otra opción más que seguir las órdenes de sus superiores, el capitán se embarca en un peligroso viaje, el cuál le hará ver las cosas desde una perspectiva diferente. Durante el recorrido, la caravana auxiliará a Rosalie (Rosamund Pike), una viuda que perdió a su familia en un brutal enfrentamiento con los Comanches, quien opta por unirse a Joseph en tan arriesgada misión.

Desde la brutal e intensa secuencia inicial, Cooper deja en claro el tono de la cinta. Es un western violento plagado de sangre que busca rendir homenaje a los clásicos del género. Christian Bale interpreta al villano convertido en héroe, ofreciendo una actuación arrebatadora. Detrás de su fachada estoica y reservada, se encuentra un hombre que ha vivido en carne propia los horrores de la guerra, que ha visto la muerte de cerca, y que su postura de macho le impide demostrar sus sentimientos. Quien también ofrece una sólida interpretación es la británica Rosamund Pike, con un personaje que es todo lo contrario al protagonista, pero que igual a él ha perdido toda esperanza y deseo de vivir.

Hostiles cuenta con un excelso trabajo de fotografía, así como un detallado diseño de producción que nos transporta hasta principios de los años 1890. Sin embargo, el plato fuerte de la película termina siendo su reparto, complementado por Timothée Chalamet, Ben Foster y el magnífico Wes Studi, quien da vida al líder de la tribu Yellow Hawk. Esto no es ninguna sorpresa para quienes hemos seguido de cerca la carrera de Scott Cooper. Desde la transformación de Johnny Depp como el mafioso Whitey Bulger en Black Mass, hasta la actuación ganadora del Oscar de Jeff Bridges como un músico de country venido a menos en Crazy Heart, el director ha dejado en claro su talento para sacar lo mejor de sus estrellas protagónicas. Bale, quien ya había trabajado con el realizador en la cinta Out of the Furnace hace cinco años, encaja perfectamente en el molde de protagonistas afligidos que Cooper gusta llevar a la pantalla grande.

Pese a sus aciertos, el guión de la cinta termina llevándonos por terrenos predecibles del género, y decide enfocar gran atención en la relación que surge entre Joseph y la viuda Rosalie, dejando en un segundo plano la interesante interacción entre el protagonista y su prisionero. Los conflictos raciales son tratados con mucha ligereza, desaprovechando una gran oportunidad de explorar los motivos detrás de dichos problemas que continúan impactando a la sociedad norteamericana hasta el día de hoy.

En Hostiles, la muerte se convierte en un personaje clave de la historia. El constante enfrentamiento a la muerte permite a cada uno de los protagonistas darse cuenta que al final todos somos iguales, sin importar el color de piel, religión, género o ideología. Un mensaje que aún resuena con fuerza en la Norteamérica actual, cuyos grupos sociales a veces continúan recurriendo a instintos primitivos y salvajes con tal de demostrar su superioridad ante los demás.

Calificación: ***

Título original: Hostiles

Año: 2017

País: Estados Unidos

Dirige: Scott Cooper

Con: Christian Bale, Rosamund Pike, Timothée Chalamet, Ben Foster y Wes Studi

0 comments on “Reseña – Hostiles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: