Gloria

El escándalo de la cantante mexicana Gloria Trevi ha sido uno de los más sonados en el mundo de la farándula, no solo en México, sino también en otros territorios hispanohablantes donde la Trevi se consagró como un fenómeno musical durante la década de los noventa. Han pasado más de 10 años desde la liberación de la intérprete y de su exoneración por los cargos delictivos que se le imputaban – los cuales incluían rapto y corrupción de menores – y hasta la fecha, las dudas, rumores y leyendas urbanas sobre el clan Trevi-Andrade aún prevalecen en nuestra cultura popular. El llevar a la pantalla grande estos acontecimientos es en sí un reto, sobretodo cuando abundan tantas “verdades“ y distintas versiones de los hechos que se contradicen unas de otras, y lamentablemente el filme dirigido por Christian Keller (ópera prima) se queda corto.

Gloria arranca con la audición de Gloria Trevi a mediados de los ochenta en la Ciudad de México, quien busca ingresar a la academia musical dirigida por Sergio Andrade, productor musical que posteriormente se convertiría en su manager, amante y monstruo-arruina-carreras-musicales. Después, la cinta da un salto hasta el año 2000 cuando Gloria, Sergio y Mary son arrestados en Brasil, tras esconderse de la justicia mexicana. Así, en un vaivén entre los inicios de la carrera de la Trevi y su purgatorio en una cárcel carioca, Keller y Sabina Berman, guionista de la película, nos llevan de la mano a presenciar no solo el ascenso a la fama de la intérprete y compositora, sino también a entender la relación destructiva y dependiente que surge entre ésta y Andrade. Y es en la descripción de la relación sentimental entre ambos donde el guión simplemente se queda a medias, como si no se atreviese a ir más a fondo y prefiere refugiarse en lo seguro, dejándolo en segundo plano para poner los números musicales en el centro. Los cuales, cabe destacar, están muy bien logrados.

Sofía Espinosa, a quien no recuerdo haber visto en algún otro filme previo a éste, se mete de lleno en la piel de Gloria Trevi y brinda una actuación auténtica, deshinibida y desgarradora. Su actuación fue una grata sorpresa y su frescura redime la cinta. Sin embargo, en el otro extremo tenemos a Marco Pérez quien interpreta a Sergio Andrade y nos receta un villano casi de caricatura que está totalmente desconectado de la naturalidad y la fuerza que Espinosa le da a su personaje. En el ámbito técnico, la película no defrauda y ofrece un producto de gran calidad para el cine nacional.

A final de cuentas, la película trata de mantenerse neutral y no emitir un juicio y se remite a presentar su versión de los “hechos“, los cuales se ponen en tela de juicio después de ver la secuencia de la papa sin catsup, entre otras, donde obviamente se tomaron libertades artísticas para aterrizar los temas musicales de la Trevi en su vida. Asimismo, la propia Gloria Trevi ha declarado que el filme dista mucho de retratar lo realmente sucedido. Así que, si buscas saber lo que realmente pasó detrás del escándalo, es muy probable que saldrás decepcionado. Ahora bien, si deseas pasar un rato entretenido, revivir los hits noventeros de la Trevi y disfrutar de una buena caracterización de la misma, Gloria es una perfecta opción.

Calificación: ***

Título original: Gloria

Año: 2015

Dirige: Christian Keller

Guión: Sabina Berman

Con: Sofía Espinosa, Marco Pérez, Tatiana del Real

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s