featured reseñas

Reseña – Pet Sematary (Cementerio Maldito)

En algún punto de nuestra vida, cada uno de nosotros hemos cuestionado qué sucede después de la muerte. A pesar de que existen diversas explicaciones y teorías al respecto, nadie ha podido descifrar con certeza el misterio detrás de este inevitable proceso. Es normal querer aferrarnos a la vida, o sujetarnos fuertemente a las memorias y recuerdos de alguien que ya ha partido de este mundo. Ese deseo humano por querer hacer trampa al ciclo natural de la vida es uno de los temas recurrentes de la cinta Pet Sematary (Cementerio Maldito), la segunda adaptación al cine de la aclamada novela del autor Stephen King, la cuál fue llevada previamente a la pantalla grande en el año 1989.

Pet Sematary es considerada por muchos como una de las obras esenciales de King. Tras el rotundo éxito comercial de la cinta It hace un par de años, era cuestión de tiempo para que Hollywood se diera a la tarea de re-descubrir y acercar estas historias clásicas de terror a una nueva generación de espectadores. A diferencia de la versión previa, estrenada en cines a finales de la década de los ochenta, el nuevo filme de los directores Kevin Kölsch y Dennis Widmyer opta por un estilo visual mucho más siniestro, y añade una considerable dosis de humor a una historia sombría sobre el difícil proceso de asimilar la pérdida de un ser cercano.

Jason Clarke interpreta a Louis, un médico que, junto a su esposa Rachel y a sus hijos Ellie y Gage, decide cambiar el ajetreado estilo de vida de Boston por la tranquilidad de Ludlow, un pueblo rural ubicado en el estado de Maine. Sin embargo, la armonía pronto se ve interrumpida tras el macabro descubrimiento de un cementerio de mascotas dentro de los límites de la propiedad. Dicho hallazgo ocasiona que la pequeña Ellie cuestione a sus padres sobre la muerte, un tema que resulta difícil de explicar ante los traumas que Louis y Rachel cargan en su conciencia.

Es por ello que cuando la mascota de la familia aparece muerta al lado de una peligrosa arteria vial, éstos deciden mentir al ser incapaces de compartir la dolorosa noticia con Ellie. Louis, con la ayuda de su vecino Jud (John Lithgow), da sepultura al gato Church en un terreno cercano al cementerio de mascotas. Al día siguiente, Church aparece en casa un tanto desaliñado, y mostrando un comportamiento errático y salvaje. Sin poder dar razón de lo sucedido, Louis exige a Jud una explicación. Es entonces cuando éste confiesa los secretos de los terrenos que alguna vez fueron habitados por tribus indígenas de la región. Luego de una inesperada tragedia familiar, el protagonista buscará aprovechar estos misteriosos poderes, sin medir las consecuencias de sus irresponsables actos.

Visualmente escalofriante, Pet Sematary consigue sumergirnos dentro de una atmósfera oscura y de continuo duelo. La historia fluye ágilmente y la tensión va aumentando conforme avanza la película. El reparto brinda sólidas actuaciones, entre las cuales destaca el trabajo del veterano actor John Lithgow, responsable de agregar el toque de humor que aligera la sobriedad de la cinta. Pese a que existen varios detalles en los cuales Pet Sematary se aparta del relato original, su temática principal logra mantenerse intacta. La imposibilidad del hombre por aceptar la muerte y su obsesión por cambiar las leyes que rigen el ciclo natural de la vida.

Desafortunadamente, Pet Sematary es uno de esos raros casos en los cuales los trailers promocionales son mucho más aterradores que el resultado final que vemos en pantalla. Fuera de un par de sobresaltos al inicio de la película, el resto de la historia cae en lo predecible. Los giros de tuerca se aprecian a metros de distancia, por lo que el factor sorpresa disminuye considerablemente. Incluso su escena inicial revela demasiado, por lo que resulta inevitable adelantarnos a su eventual desenlace.

Pese a sus desaciertos, la película conserva la esencia de la historia de Stephen King, y ofrece una interesante perspectiva al constante cuestionamiento humano sobre la vida después de la muerte, y el deseo del hombre por jugar a ser Dios y desafiar las reglas de la naturaleza.

Calificación: **

Título original: Pet Sematary (Cementerio Maldito)

Año: 2019

País: Estados Unidos

Dirige: Kevin Kölsch, Dennis Widmyer

Con: Jason Clarke, Amy Seimetz, John Lithgow y Jeté Laurence

0 comments on “Reseña – Pet Sematary (Cementerio Maldito)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: