featured reseñas tiff 2018

TIFF18: Reseña – Vox Lux

Podría decirse que Vox Lux, el segundo largometraje del actor convertido en director Brady Corbet (The Childhood of a Leader), es la antítesis perfecta de A Star is Born. Mientras el nuevo visionado de la historia dirigida por Bradley Cooper nos muestra el meteórico ascenso de una estrella de música pop, Vox Lux escarba el lado oscuro, perverso y tóxico de la fama a través de la decadente carrera de su protagonista. Aquí no hay galanes que descubran el talento oculto de Celeste y la lleven al éxito rotundo. En Vox Lux, la tragedia norteamericana se convierte en la arcilla que da forma a la compleja e imperfecta personalidad de alguien sedienta de reconocimiento.

Con un estilo visual que por momentos evoca al cine del realizador franco-canadiense Xavier Dolan, la película consigue capturar nuestra atención desde sus primeros instantes. Willem Dafoe es el encargado de narrar la historia, la cuál se divide en tres capítulos, cada uno de ellos situado en distintas épocas: el prólogo (1999), el génesis (2000-2001) y el resurgimiento (2017). En los dos segmentos iniciales, la actriz Raffey Cassidy (The Killing of a Sacred Deer) es quien interpreta a la protagonista Celeste, una chica preparatoriana que luego de sobrevivir a una horrible tragedia escolar decide emprender su carrera de cantante con la ayuda de su inseparable hermana, la responsable de componer sus canciones.

Posteriormente, la cinta hace un salto de casi 15 años para ser testigos del ocaso de la carrera musical de Celeste (Natalie Portman), y de su desesperación por volver a alcanzar el éxito que ahora pareciera muy lejano. Los escándalos de su vida personal han inundado los tabloides y las revistas de chismes, y han terminado por opacar su trayectoria. En vísperas del lanzamiento de su más reciente album musical titulado Vox Lux, una recopilación de melodías que ella misma clasifica como himnos pop de ciencia ficción, y de su esperado regreso triunfal a los escenarios, Celeste intenta mantener la compostura entre las entrevistas con los medios de comunicación, la extraña relación con su manager (Jude Law) y su hermana (Stacy Martin), y el fracturado lazo con su hija Albertine (también interpretada por Raffey Cassidy).

Vox Lux es una experiencia cinematográfica hipnotizante, eléctrica y muy bizarra. Corbet imprime su propio estilo al filme tanto a nivel visual como narrativo. Su experiencia como actor definitivamente ayuda a que el elenco realice un trabajo excepcional, comenzando por Raffey Cassidy, quien ya había llamado nuestro atención desde su participación en el último filme del director griego Yorgos Lanthimos. Pese a su corta carrera, Cassidy es sumamente convincente en su doble rol. Como la joven Celeste logra capturar a la perfección el carácter enigmático y extraño del personaje, algo totalmente opuesto a su interpretación de Albertine.

Sin embargo, Natalie Portman es la verdadera estrella del show. Desde sus primeros momentos en pantalla, la actriz es capaz de robarse cada escena. Su manera de hablar y hasta de caminar reflejan ese complejo de superioridad y arrogancia que caracteriza a su personaje. Aunque luego veamos que detrás de esa dura apariencia se esconde un ser inseguro de sí mismo y al borde de una crisis nerviosa. Portman da un tremendo giro a su interpretación al pisar por primera vez el escenario. De pronto, ese personaje oscuro y miserable se convierte en una luz capaz de encender los corazones de los miles de seguidores que bailan y entonan las melodías compuestas originalmente por la cantante Sia. Natalie Portman es una fuerza a vencer, y nuevamente demuestra su gran versatilidad como actriz.

Aunque el ritmo decae un poco a la mitad de la cinta, éste vuelve a encontrar el beat adecuado. Las contagiosas melodías pop del acto final los harán mover los pies, al punto de querer levantarse de la butaca y bailar junto a Natalie Portman. Lady Gaga va a tener fuerte competencia por parte de Sia en la categoría de Mejor Canción Original en la próxima entrega de los premios Oscar. Vox Lux no es solamente un relato sobre el lado oscuro de la fama. Es también el reflejo de una generación de estadounidenses que ha crecido bajo un clima político y social posterior al 9/11. Es también la historia de los primeros sobrevivientes de las masacres estudiantiles, educados en el sensacionalismo de los medios de comunicación que les rodean. Un mundo donde la música pop se convierte en una escapatoria ante los conflictos que llevan arrastrando desde su adolescencia.

Calificación: *** 1/2

Título original: Vox Lux

Año: 2018

País: Estados Unidos

Dirige: Brady Corbet

Con: Natalie Portman, Raffey Cassidy, Jude Law, Stacy Martin y Christopher Abbott

0 comments on “TIFF18: Reseña – Vox Lux

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: